Elecciones Andaluzas 2012

Griñán desoye la oferta de Arenas porque "Andalucía quiere un gobierno progresista"

  • Buscará un acuerdo "estable" con IU, porque "las urnas han dicho la derecha es minoría".

Comentarios 105

El secretario general del PSOE andaluz y presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, ha desechado la oferta del presidente del PP-A, Javier Arenas, para alcanzar acuerdos de gobernabilidad "respetando el dictamen de las urnas", que situaron al PP como fuerza más votada, porque "es una opción que no es la que han dicho las urnas, que han señalado claramente que la derecha en Andalucía es minoría y la mayoría son las fuerzas progresistas".

En una entrevista en Canal Sur Radio, Griñán ha asegurado que su prioridad es garantizar la "estabilidad" del nuevo Gobierno porque "la situación económica es muy grave y no admite demoras, contemplaciones ni inestabilidad", por lo que el PSOE-A va a "explorar la posibilidad de acuerdo de gobierno de concentración, de coalición o apoyado parlamentariamente" con IULV-CA, a la que ha calificado como una "fuerza responsable" que espera que esté "dispuesta a comprometerse en la tarea de la gobernación".

Tras subrayar que la oferta de un gobierno de concentración con el PP-A propuesto por Arenas "no sería la primera opción porque la ha dicho el electorado ha sido votar la izquierda", el líder del PSOE-A no ha mostrado preferencias sobre la mejor fórmula para un posible acuerdo con IULV-CA, si bien ha dejado claro que "tiene que tener la solidez suficiente para que se vea un gobierno estable" porque Andalucía se encuentra en un "momento de dificultad" en el que habrá que adoptar "decisiones trascendentales". 

"Negro sobre blanco"

"Hay que sentarse y hablar de un proyecto que tenga futuro y que oriente con toda transparencia la política en una dirección determinada. A partir del proyecto ya hablaremos de lo demás, puede ser de un gobierno que comparta la ejecución de esas políticas o que las apoye con una mayoría parlamentaria", ha añadido Griñán, que ha garantizado "transparencia" en la negociación y en los acuerdos, que serán conocidos "negro sobre blanco" en caso de alcanzarse, y ha apuntado que el reparto de consejerías "es lo de menos" porque "lo que tiene relevancia es fijar el proyecto".

Preguntado por las alternativas en caso de no lograr un acuerdo estable con IULV-CA, el dirigente socialista ha comentado que "habrá otras posibilidades". "El PSOE ha escuchado claramente lo que ha dicho el electorado y hará todo lo posible por situar a Andalucía en condiciones de superar la crisis cuanto antes y de la mejor manera posible para crear empleo, ese es el único objetivo", ha subrayado antes de insistir en que "el pueblo andaluz ha dicho que se haga de una forma progresista y ha rechazado lo que se viene haciendo por el Gobierno del PP para afrontar a la crisis llámese reforma laboral o recortes".

Griñán ha admitido que el PSOE-A "no ha ganado las elecciones", pero ha puesto en valor que ha obtenido un "resultado muy superior al que todos esperaban y al de las elecciones generales" del 20 de noviembre, reduciendo ocho puntos de ventaja respecto al PP-A, lo que sitúa a los socialistas "en condiciones de articular un gobierno de estabilidad en Andalucía". "Sé que no hemos ganado, pero tenemos la enorme responsabilidad de decidir lo que ha de ser el futuro de Andalucía", ha recalcado.

"Lo del voto oculto lo dudo y mucho"

Preguntado por las encuestas que auguraban una amplia diferencia en favor del PP-A, el secretario general del PSOE-A ha puesto de manifiesto que ha habido "errores tan garrafales como dar 15 puntos de ventaja" a una semana de las elecciones cuando en las urnas "prácticamente ha habido un empate" y ha cuestionado que se plantee como argumento la existencia de "voto oculto" en favor del PSOE-A. "Eso del voto oculto lo dudo y mucho. En la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ví que el voto decidido era mayoritario del PSOE", ha señalado.

También ha criticado con vehemencia los ataques "indecentes" de comentaristas hacia la "decisión libérrima" en las urnas del pueblo andaluz, que ha demostrado que "vota aquello que quiere sin que nadie les escriba el guión" y que no puede ser "mediatizado por nada ni por nadie". "Los hay que piensan que los andaluces tenemos un voto que no se corresponde a nuestra voluntad, pero Andalucía, hace 32 años, no se dejó llevar por la corriente y dijo sí a un referéndum que le decían que tenía que rechazar y ahora todo el mundo le decía que tenía que votar a la derecha y ha dicho que no", ha añadido. 

Griñán también ha resaltado la "estrategia" de convocar las elecciones en solitario "ha dado resultado en las urnas" aunque en su momento "todo el mundo me aconsejó hacer las elecciones el 20N, gente de Ferraz también, pero lo consulté con mi gobierno y con mi Ejecutiva Regional, que me dijeron que tenía que agotar la legislatura y que no había motivos para no adelantar las autonómicas".

Ha desvelado que habló con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, "al menos ocho veces" durante la jornada electoral, en la que conoció a media tarde que el PP "no iba a tener mayoría absoluta" con los datos de las 'israelistas' y finalmente el resultado de los populares fue "incluso menor de lo que esperábamos" al quedarse en 50 escaños. También ha dejado claro que habla con Rubalcaba "sobre la estrategia de negociación y los pactos postelectorales, entre otras cosas porque soy el presidente del PSOE, y la coincidencia es plena en la importancia de la estabilidad".

Por último, Griñán ha terminado la entrevista en Canal Sur Radio, primera que concede tras los comicios del 25-M, expresando a su "agradecimiento al trabajo diario" de los trabajadores de la radio pública "de todos los andaluces" y defendiendo que "no se puede estar poniendo permanentemente en duda la honestidad de profesionales que están acreditadísimos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios