"Ganar y no gobernar sería un problema para Andalucía"

  • El presidente provincial del PP destaca que el partido ha aumentado la distancia con el PSOE en Málaga en más de ocho puntos con respecto a las autonómicas de 2008.

Comentarios 3

"Ganar y no gobernar sería un problema para Andalucía". "El PP ha ganado las elecciones en Andalucía y un gobierno de PSOE e IU sería un problema para Andalucía". Fueron las ideas centrales que dejó el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, tras conocerse los resultados del escrutinio. Bendodo insistió en que "el PP ha ganado las elecciones en la provincia de Málaga, con más diferencia que en otras ocasiones" y  que lo más importante de los comicios es que algo que parecía "imposible" -que el PP de Andalucía ganara las elecciones en Andalucía- se ha conseguido: "Se ha roto esa tendencia. Y el PP  también ha ganado las elecciones en Andalucía", apuntó. 

Arropado por los miembros de la candidatura al Parlamento y por los pesos pesados del partido, Bendodo compareció ante la prensa. Su segundo argumento fue que el PP ha agrandado la diferencia con el PSOE en estas autonómicas con respecto a las de 2008. Apuntó que frente a la ventaja "mínima" del 0,4% que obtuvo entonces,  en los comicios de ayer la diferencia fue del 8,5% con respecto al PSOE a nivel provincial. "Por lo tanto, el crecimiento, la diferencia entre el PP y el PSOE en la provincia en estas elecciones ha aumentado más de ocho puntos", precisó.

Bendodo reconoció que ese incremento no ha sido suficiente para aumentar el número de escaños del PP en el Parlamento: "Somos la primera fuerza en número de votos de Málaga y en Andalucía. Somos la primera fuerza en número de diputados en Málaga y en Andalucía. El PP ha logrado el mejor resultado de su historia en unas elecciones andaluzas y en la provincia de Málaga.  El deseo de cambio ha quedado de manifiesto en las urnas dando una victoria al PP en Andalucía". 

Sin embargo, el líder añadió: "Nuestra alegría no es completa porque el deseo de cambio puede no llegar al Gobierno andaluz". El líder popular en Málaga miró la copa medio llena: "Hemos conseguido romper un tabú, es que nunca le ganaríamos al PSOE en Andalucía. Hoy [por ayer] hemos conseguido algo impensable, que es posible que el PP gane en Andalucía. Hoy lo hemos hecho". Pero los populares daban  como inevitable un acuerdo PSOE-IU: "Donde nos sitúe la aritmética parlamentaria aportaremos lo mejor de cada uno de nuestros diputados. Nuestro compromiso es el de estar a la altura de las circunstancias y ejercer nuestro liderazgo en el Parlamento desde el partido que ha ganado las elecciones y ejercerlo desde la humildad".

La número uno de la lista popular al Parlamento andaluz, Esperanza Oña, confesó: "Nos hubiera gustado aportar un poquito más al resultado general. Pero tenemos que sentirnos contentos. Nuestro trabajo está hecho. Vamos a crecer en el futuro. Hasta aquí hemos llegado en estas [elecciones]". En el hotel en el que los populares siguieron el escrutinio, a lo largo de la noche las sonrisas fueron dando paso a las caras de preocupación y la euforia inicial se desinfló. Hasta el último momento, los populares cruzaban los dedos porque los resultados en las capitales le dieran la mayoría absoluta al PP para despejar un posible pacto PSOE-IU. Un militante resumía la desilusión: "Mejores datos pa ná".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios