Escuredo dice que se le calentó la boca al insultar al PP y pide perdón

  • Sanz critica a Griñán por reír la gracia de llarmarles "gilipollas" por ir "sobrados" al 25-M

En menos de 24 horas, el ex presidente de la Junta de Andalucía Rafael Escuredo, se ha visto forzado a pedido disculpas por las palabras que dirigió este viernes, durante un acto del PSOE en Almería, a los miembros del PP, de los que aseguró que "son tan gilipollas que van de sobrados y no necesitan a nadie". La protesta del PP, acusando al PSOE de ensuciar la campaña, llevaron ayer a Escuredo a retractarse, argumentando que en un momento se le "calentó la boca" tras leer en las redes sociales descalificaciones dirigidas a los miembros del PSE.

"Leí en redes sociales que los socialistas somos unos sinvergüenzas y unos ladrones, se me calentó la boca y dije que eran unos gilipollas, pero quiero retirarlo y me disculpo", reiteró el ex presidente, que, no obstante, dejó claro que "ya me gustaría también que ellos se disculparan cuando hacen ese tipo de descalificaciones".

El secretario general del PP-A y candidato número uno por Cádiz, Antonio Sanz, criticó no sólo a Escuredo por recurrir al insulto, sino también al candidato socialista y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, por "reírle las gracietas" que, a su juicio, son las que "descalifican" a los socialistas. "El insulto es la mejor expresión de quien no tiene argumentos y el PSOE hace tiempo que ha dejado de tenerlos", afirmó.

Sanz destacó el "respeto" de su partido al ex presidente, así como a "lo que hizo por Andalucía", pero considera que este cargo "no le habilita para llamarnos gilipollas". "Los ex presidentes deberían ser personas respetadas y obligadas al respeto a los demás, pero lamentablemente no ha ocurrido así", indicó. Para el dirigente del PP-A, se trata de "una prueba más" de que el PSOE "carece de programa y de ideas" y que, para los socialistas, "lo único que está en juego es el poder". En este sentido, destacó que "no son tiempos de confrontación, sino de altura de miras, juegos limpios, respeto y grandes pactos". "En esta campaña electoral sobran las mentiras, el todo vale y los insultos del PSOE, que juega a la desesperada y que cada vez demuestra más que se merece pasar a la oposición", concluyó.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios