Comienza la lucha desde la provincia

  • Los candidatos de PP, PSOE e IU por Córdoba arrancan una campaña reñida en la que cualquier voto es decisivo para determinar la formación que tendrá el Parlamento de Andalucía tras el 25-M.

Comentarios 3

Discursos triunfalistas, descubrimiento de los carteles y petición -ya expresa- del voto. Son las principales características de cualquier inicio de campaña que se precie, como ocurrió ayer con el arranque de las elecciones autonómicas. Los partidos que optan a conseguir una mayor representación en el Parlamento de Andalucía desplegaron ayer sus armas en el primer acto para convencer a los ciudadanos de que son la mejor opción.

Con un panorama que ya parece decantando, el PP tiene por delante el reto de conseguir la mayoría absoluta -que está rozando, según la encuesta del CIS-, y ayer ya empezó dando guerra. Los populares eligieron el solar donde se va a construir la Ciudad de la Justicia como muestra de "uno de los grandes incumplimientos del PSOE en Córdoba" y al filo de la medianoche descubrieron los paneles del candidato a la presidencia de la Junta, Javier Arenas, y del cabeza de lista por Córdoba, José Antonio Nieto. El también alcalde de Córdoba aseguró que se trata de "una campaña decisiva para conseguir el cambio definitivo en Andalucía". Nieto aseguró que "creo que podemos tener la opción de abrir las ventanas y cambiar la forma de funcionamiento de la Junta". El cabeza de lista estuvo acompañado por el resto de la candidatura al Parlamento, así como por otros miembros del partido, desde concejales a diputados y senadores. "Pido el voto a los cordobeses para que se comprometan con el cambio en una de las ciudades donde más lo necesita", apostilló.

El PSOE eligió su sede, situada en la avenida del Aeropuerto, para dar paso a esta campaña en la que los socialistas se juegan seguir al frente del Parlamento andaluz. El secretario provincial del partido, Juan Pablo Durán, apoyó a la candidata Araceli Carrillo y abrió el acto recordando la necesidad de apostar por el PSOE. Tras su intervención se proyectaron varios vídeos promocionales que se emitirán durante la campaña. La candidata socialista hizo referencia a los valores del PSOE y a la necesidad de que este partido dirija la Junta para preservar las políticas sociales, cuyos recortes se representan, según ella, en el PP. Tras su intervención procedieron a la tradicional pegada en la fachada de la sede de los carteles del candidato a la presidencia, José Antonio Griñán.

Izquierda Unida, por su parte, también eligió su sede en la plaza de la Compañía para dar el pistoletazo de salida. Tras el descubrimiento de los paneles en los que se pide el voto para la formación de izquierdas, la candidata por Córdoba, Alba Doblas, reconoció que se enfrenta a "la campaña electoral más dura de los últimos años, pero también la que más nos ilusiona porque es la que más exige". Doblas criticó al PP por estar "endiosado" tras sus últimos triunfos electorales y al PSOE por estar "derechizado" y "ser incapaz de aceptar las vergüenzas de la corrupción". PP y PSOE, según Doblas, "se han olvidado de lo más básico: que las administraciones públicas están al servicio de la ciudadanía". Además destacó el papel de la coalición de izquierdas en esta campaña y dijo que "de Izquierda Unida depende que se frene en seco la carrera imparable hacia la quiebra social que entre unos y otros han iniciado". Doblas estuvo acompañada del resto de la candidatura además del secretario provincial de IU, Pedro García, en un acto que sirvió para demostrar la unidad después del conflicto por la elección de la cabeza de lista que costó la dimisión del anterior coordinador provincial, Francisco Martínez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios