Las telefónicas acaparan el 15% de las reclamaciones en Consumo

  • Las dificultades para dar de baja el móvil continúan como uno de los principales motivos de queja · El mayor incremento de denuncias lo registran los servicios integrados de telefonía, internet y televisión

Comentarios 2

El teléfono continúa dando los principales quebraderos de cabeza a los consumidores andaluces. Las telecomunicaciones han permanecido nuevamente en el primer semestre del año como el primer motivo de denuncias recibidas en los Servicios de Consumo de Andalucía, que dependen de la Consejería de Gobernación.

En total, en los primeros seis meses del año se presentaron 1.891 reclamaciones por los servicios que prestan las compañías telefónicas, el comercio de minorista acumuló 1.872 quejas, mientras que la asistencia técnica supuso en este periodo 691 denuncias. Los Servicios de Consumo, sin embargo, apuntan que por segundo año consecutivo se han reducido levemente el número de reclamaciones interpuestas, un 2% menos que en el mismo periodo del año anterior, hasta sumar las 11.161 quejas presentadas hasta el 30 de junio de 2008. De ellas, el 15% son por la oferta que prestan las compañías telefónicas.

En la telefonía móvil -la prestación que más se ha extendido en los últimos años hasta estar presente en el 86,2% de los hogares-, se observa un descenso en el número de reclamaciones que se presentan, han bajado un 11%. Aun así, el móvil continúa a la cabeza de las quejas de los andaluces, con 909 reclamaciones, fundamentalmente por la facturación. Los consumidores siguen sin estar satisfecho en una buena parte de los casos con la asistencia técnica que se les presta y, sobre todo, por las dificultades para tramitar las bajas y las trabas para realizar una portabilidad, pasar de una operadora a otra manteniendo el mismo número de teléfono.

Y mientras bajan las quejas por el móvil; suben, hasta duplicarse, las reclamaciones que se han presentado por los nuevos servicios integrados, aquellos que ofertan teléfono, internet y televisión por cable. Ésta es una de los ofertas más novedosas que ofrecen las grandes empresas de telefonía y 219 andaluces que la han contratado durante 2008 denunciaron ante Consumo a su operadora por desavenencias en la facturación, falta de asistencia técnica o el incumplimiento de las garantías.

En las juntas arbitrales de consumo -la vía extrajudicial para dirimir los conflictos entre usuarios y empresas- saben bien de la conflictividad que generan los servicios de telecomunicaciones, y es que el 95% de los casos abordados en la junta autonómica durante lo que llevamos de año se refieren a denuncias por las telecomunicaciones. Otro dato que resulta aclarador, en 190 ocasiones la junta le dio la razón al consumidor, en 124 a las operadoras.

El segundo sector que tradicionalmente más denuncias ha acumulado, el de la vivienda, se mantiene estable con 857 denuncias, apenas un uno por ciento menos que el año anterior, cuando entró en vigor el decreto que regula la información que debe facilitarse al consumidor en el sector inmobiliario. Los vicios ocultos en las construcciones, los retrasos en la entrega de los inmuebles y el incumplimiento de las características recogidas en la memoria de calidades son los principales motivos de estas quejas.

El sector del turismo es otro de los que más conflictividad genera, a juzgar por los datos facilitados por la Consejería de Gobernación. Así, han crecido un 7% el número de reclamaciones a las agencias de viaje, sobre todo por incumplimientos de las condiciones que se ofertaron o por publicidad engañosa. En total, los servicios de consumo de la Junta recibieron 232 quejas por este motivo. Sí se nota una cierta mejoría en el sector de la restauración, que concentró 313 quejas, lo que supone un 15% menos que durante el año anterior. Los conflictos sobre la calidad de la oferta, una deficiente atención y la disconformidad en la factura constituyen los principales motivos de queja.

11.161

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios