Los sindicatos piden la vacuna de la gripe A para las plantillas docentes

  • La UE establece como grupos prioritarios para la vacunación a los enfermos crónicos, las embarazadas y el personal sanitario · ANPE y CCOO exigen que el profesorado sea considerado población de riesgo

Comentarios 5

Las centrales sindicales Anpe y CCOO reclaman al Gobierno que el profesorado sea considerado población de riesgo ante un contagio de la gripe A con el objetivo de que las plantillas docentes reciban la vacuna contra esta nueva variedad de la enfermedad.

El Gobierno aún no ha perfilado los grupos de riesgo del virus que provoca la H1N1 y previsiblemente este asunto será abordado en la próxima reunión del Consejo Interterritorial de Salud, que se celebrará el próximo día 31. Y ayer mismo, el Comité de Seguridad Sanitaria de la Unión Europea estableció como los grupos de población que deberán ser vacunados de forma prioritaria a los enfermos crónicos, las mujeres embarazadas y el personal sanitario. Compuesto por expertos médicos de los Veintisiete, el comité aconseja la vacunación de estos colectivos tras tener en cuenta las actuales pruebas científicas y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro de Prevención y Control de Enfermedadas de la UE (ECDC).

El Ministerio de Salud ya anunció que España contará con 18 millones de dosis de la vacuna contra la gripe A, que en estos momentos se está elaborando, y que estará lista antes de que finalice el año. Mientras tanto, las centrales sindicales Anpe y CCOO han pedido que todo el profesorado, así como el personal de administración y de servicios de los centros docentes reciban la vacuna. "Es necesario además que todos los profesores y el personal de administración conozcan los protocolos de actuación ante la sospecha de un posible caso de esta enfermedad en el alumnado", explicó ayer José Blanco, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Andalucía.

Blanco insistió en que "la información de todos los profesionales de la Educación acerca del virus es fundamental además para evitar que se generen situaciones innecesarias de miedo entre los propios profesionales y los padres de alumnos". Es por ello que ante la inminencia del nuevo curso escolar, que comenzará el 10 de septiembre, CCOO ha solicitado reuniones a la Consejería de Educación para diseñar medidas específicas -protocolos, campañas de divulgación y la vacunación- antes de que comience el nuevo curso en los centros docentes.

El presidente de Anpe-Andalucía, Francisco Padilla, puntualizó la especial situación de las mujeres embarazas y abogó por "un plan específico para las docentes embarazadas que se encuentren en especial situación de riesgo de contagio". Por su parte, la Sección de Sanidad del sindicato CSI-F también ha reclamado que junto al personal sanitario -enfermeros y médicos- el resto de las plantillas del SAS -personal de servicios y administración- que trabajan en atención al público también reciban la vacuna.

De momento, estas centrales sindicales permanecen a la espera de que la Administración adopte medidas y fije los protocolos, a tan sólo dos semanas de que comience el año escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios