Los sindicatos piden que se incluyan más cambios en la escolarización

  • Moreno subraya la "locura" que supone llevar a dos hijos a colegios diferentes

Las reacciones al borrador de decreto de escolarización no se han hecho esperar. Mientras que los padres aplauden la iniciativa de la Junta para favorecer el agrupamiento familiar en los colegios públicos y concertados, varios sindicatos de enseñanza han aprovechado la modificación prevista por la Consejería de Educación para presentar otras propuesas de mejora sobre la actual política de escolarización.

Las centrales sindicales de USO y CCOO consideran que otorgar 13 puntos a aquellos alumnos que ya cuentan con un hermano en el centro educativo en el que los padres quieren matricularlo no es el único cambio que debería introducirse. La sección de enseñanza de USO pide la misma puntuación para los niños cuyos padres trabajen en el centro, una circunstancia que en la baremación actual se valora con un punto. Los representantes de la USO presentarán alegaciones para que en la redacción definitiva del nuevo decreto se incluya esta posibilidad en el apartado de familiares con los que cuenta el alumno en el colegio.

"No tiene sentido que se den 13 puntos a un niño por tener un hermano en el centro educativo y no se le otorgue por tener a un padre o madre trabajando allí. Si el decreto persigue la conciliación de la vida familiar y laboral sería un error que la Junta no contemplara este supuesto en la nueva baremación", indicaron a este periódico representantes de la USO. De salir adelante esta propuesta, la ponderación de esta circunstancia sería la que más aumente en la política de escolarización.

Por su parte, la sección de enseñanza de CCOO exigió ayer que la nueva normativa de Educación busque "la matriculación equilibrada del todo el alumnado andaluz". El secretario general de Enseñanza de este sindicato, Jsé Blanco, valoró de forma positiva la modificación introducida sobre el decreto de escolarización por el departamento que dirige Mar Moreno, pero puntualizó que existe una necesidad mayor que es "lograr que todo el alumnado diverso se matricule por igual en todos los centros sostenidos con fondos públicos y ello es esencial si queremos conseguir una sociedad integrada e integradora". Por este motivo, recordó que la propia Ley de Educación de Andalucía (LEA) señala la obligación de lograr una matriculación equilibrada, un objetivo para el que CCOO solicita que se introduzcan los mecanismos necesarios para que se haga realidad.

Por su parte, la consejera de Educación, Mar Moreno, aseguró ayer que el número de familias con hijos estudiando en colegios distintos no es muy elevado, pero se trata de una antigua reclamación de las asociaciones de padres a la que ahora se da respuesta. "Es una demanda que aunque afectaba a pocos, es del todo lógica, ya que es una locura llevar a dos hijos a colegios diferentes en una misma ciudad", dijo Moreno.

La nueva modificación del decreto de escolarización es la segunda que se realiza en menos de tres años, ya que la primera se llevó a cabo en 2007, cuando tener un hermano en un centro educativo o concertado pasó de contar de 3 a 6 puntos. Con la nueva ponderación el agrupamiento familiar se convierte en el principal criterio a la hora de conseguir un puesto escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios