el juicio de los ere

La última oportunidad de Guerrero de 'tirar de su manta'

  • El ex director de Trabajo debe decidir este miércoles si ratifica la declaración en la que implicó al interventor y a Martínez Aguayo en el mantenimiento del sistema

Comentarios 2

La última oportunidad de Javier Guerrero para tirar de su manta. El que fuera durante casi una década director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta deberá hoy decidir si ratifica o no la única declaración que ha prestado de forma voluntaria en el caso de los ERE y en la que implicó al ex interventor y a la ex consejera de Economía Carmen Martínez Aguayo en el mantenimiento del denominado "procedimiento específico" por el que se concedían las ayudas de los ERE.

Hasta ahora, Javier Guerrero se ha retractado de las cuatro declaraciones anteriores que prestó ante la Policía, la Guardia Civil y la juez Mercedes Alaya, con el endeble argumento de que hizo estas manifestaciones bajo una "tremenda presión mediática y de la Policía" para que declarara.

El ex alto cargo se ha retractado ya de cuatro declaraciones ante la Policía y la juez AlayaGuerrero dice que los expedientes "estaban completos" pero algunos han sido "expurgados"

En la octava sesión del juicio se procedió este martes al visionado de esa declaración voluntaria que Guerrero prestó el 21 de octubre de 2015 ante la nueva titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, a la que el ex alto cargo aseguró que la ex consejera de Economía Carmen Martínez Aguayo y el ex interventor de la Junta Manuel Gómez avalaron en el año 2005 el sistema por el que se concedían las ayudas bajo sospecha.

Ésta es la única declaración de las cinco que se han mostrado en la vista oral que Guerrero podría ratificar completamente o con algunos matices, ya que la prestó de manera voluntaria. Sin embargo, la ratificación no se realizó al término de la sesión de este martes porque aún quedan por exhibir otros dos vídeos de esa comparecencia; unos 25 minutos en total.

Guerrero señaló que a esa reunión asistieron la entonces viceconsejera de Economía Carmen Martínez Aguayo, el viceconsejero de Empleo, Agustín Barberá, el director general de Presupuestos Antonio Vicente Lozano, el interventor y él mismo, y el motivo del encuentro era el informe adicional de la Intervención General de la Junta relacionado con IFA/IDEA correspondiente al ejercicio de 2003. En esa reunión se trató el supuesto déficit causado al IFA por el pago de las ayudas derivadas de los convenios suscritos por la Consejería de Empleo y, según Guerrero, al término de la misma se acordó que se "siguiera con el procedimiento tal y como se estaba llevando"; se decidió seguir con el mismo procedimiento "porque les pareció correcto".

El ex alto cargo señaló que "había un mandato y un procedimiento, y me ceñí siempre a ese mandato y a ese procedimiento", en alusión al convenio marco de 17 de julio de 2001 por el que se concedían las ayudas. "Creo que siempre actuaba dentro de la legalidad y no entendería que la Administración no le diera a un gestor suyo un procedimiento que no fuera legal", insistía.

En la declaración voluntaria ante Bolaños, Guerrero dijo también que las transferencias de financiación eran "discrecionales" como las que según ha explicado se concedían a nivel estatal, por cuanto a su juicio el marco legal era "el mismo" que el de la orden ministerial de 5 de abril de 1995. No ha habido ninguna "trama", indicó Guerrero, que también defendió que no dio órdenes para que se hicieran los "pagos cruzados" de ayudas con las distintas pólizas y negó igualmente que el bufete Estudios Jurídicos Villasís de Sevilla actuara como un "intermediario" suyo.

Guerrero explicaba igualmente en esa declaración que "control siempre ha habido" de las ayudas. "No soy consciente de que a nadie que no reuniera las condiciones se le dieran las ayudas", decía en ese interrogatorio, en el que manifestó que incluso su suegra -que fue beneficiaria de las ayudas- "tenía el mismo derecho que los 6.300 beneficiarios". A su juicio, que haya "seis" casos de supuestos intrusos de entre los 6.300 beneficiarios "es muy poco significativo para pensar" que se hizo "para favorecer a no sé quién", si bien admitió que "ninguna solicitud fue denegada" por su centro gestor de las ayudas.

El principal imputado en la causa sostuvo ante Bolaños que "todo el mundo no era igual" a la hora de conceder las ayudas, porque había que tener en cuenta factores como el sueldo o la categoría de los trabajadores que las solicitaban, y además "cada negociación era una operación distinta".

El ex director de Trabajo justificó las ayudas por la situación conflictiva de empresas en crisis. "Había problemas de reestructuración de empresas y lo que hicimos fue intentar ayudar a todo el que vino pidiendo ayuda y lo hicimos de la mejor forma" que entendieron, resumía el ex director de Trabajo que, de otro lado, negó que se lucrara con las ayudas. "No me he lucrado, no me he llevado un duro de nada", dado que asegura que ha vivido de su sueldo, aunque también reconoció que "ha habido actuaciones que con el tiempo no le han gustado los derroteros que tomaban ciertas entidades".

También alegó que "todos" los expedientes de las ayudas "estaban completos" y si no lo están es porque le consta que "ha desaparecido documentación", insistiendo en que en otros casos la documentación "ha sido expurgada".

Antes de ver este vídeo, se dio lectura a la declaración que prestó el 9 de marzo de 2012 -por tercer día consecutivo- ante Mercedes Alaya, en la que la juez le preguntó por la expresión que había manifestado el día anterior, cuando Guerrero indicó que estaban "disparándole a él para salvar la honorabilidad de otros".

Alaya le pidió a Guerrero que pusiera nombre y apellidos a esas otras personas, momento en que según consta en esa declaración el ex director de Trabajo se refirió al ex consejero de Empleo José Antonio Viera, porque según Guerrero iba diciendo de él "que es un indeseable", al ex presidente de la Junta Manuel Chaves, que decía "que no me conoce de nada", y a la ex consejera de la Presidencia Mar Moreno, "que me pone a caer de un burro cada vez que puede", sostuvo Guerrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios