La prisión Sevilla-II propone que se conceda el tercer grado a Farruquito

  • La decisión permitiría al bailaor salir por las mañanas para realizar sus cometidos profesionales y regresar por las noches · La propuesta llega después de que le hayan sido autorizados seis permisos de salida

Comentarios 20

Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, está más cerca de poder disfrutar de un régimen más favorable en la prisión Sevilla-II, donde cumple condena por el atropello de Benjamín Olalla desde hace 15 meses.

La junta de tratamiento de la cárcel ha propuesto que se conceda al bailaor el tercer grado penitenciario, lo que le permitiría salir a diario de prisión para realizar sus cometidos profesionales y regresar cada noche sólo a pernoctar, según confirmaron ayer fuentes próximas a Instituciones Penitenciarias.

La propuesta de la junta de Sevilla-II, que está integrada por un grupo de educadores, trabajadores sociales, psicólogos y juristas, debe ahora ser confirmada o rechazada por la dirección general de Instituciones Penitenciarias. Para adoptar la decisión, uno de los aspectos que se tiene en cuenta es la pena cumplida por el bailaor, más de un tercio, y la ausencia de incidentes durante los permisos de salida de los que ha ido disfrutando hasta ahora el interno. El juzgado de Vigilancia Penitenciaria ha concedido a Farruquito, a propuesta de la junta de la prisión, seis permisos, lo que supone un total de 33 días: un primero de tres días, que lo disfrutó a finales de octubre pasado, y el resto, de seis días cada uno.

La revisión de las clasificaciones de la población reclusa se realiza de oficio por Instituciones Penitenciarias dos veces al año, por lo que si se tiene en cuenta que el artista fue catalogado en segundo grado en mayo de 2007, podría disfrutar de las salidas diarias en los próximos meses, antes del verano, período en el que ya habría cumplido la mitad de la condena de tres años impuesta por los delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro.

Cuando Farruquito logre el tercer grado, el siguiente paso sería la libertad condicional, que podría obtener al cumplir las dos terceras partes de la condena, es decir, a principios de 2009.

Juan Manuel Fernández Montoya ingresó la tarde del 16 de enero de 2007 en la prisión de Sevilla-II, donde está clasificado en segundo grado penitenciario, el mismo que disfrutan la mayoría de los 1.800 internos que hay en este recinto penitenciario. Desde que comenzó a cumplir la condena, el artista se ha adaptado a su nueva vida en la cárcel, donde observa una buena conducta y no ha recibido ninguna nota desfavorable. Farruquito dedica una buena parte del día a realizar ejercicios de baile y a su preparación física, aunque también recibe clases de informática dentro de los talleres que se organizan en la prisión.

Tras la sentencia de la Audiencia que enviaba de forma inexorable a prisión al bailaor, al elevar la condena a tres años, algunos letrados advirtieron del tono de "ejemplarización" de esta resolución que hoy el artista está cada vez más cerca de cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios