Estadística

La población andaluza subirá en un millón de personas hasta 2025

  • Según las previsiones del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), la población de Andalucía será de 9.081.244 habitantes en el año 2025.

Comentarios 11

La población andaluza crecerá en 1.085.780 personas entre los años 2006 y 2025, en un escenario medio de probabilidades, hasta elevarse a 9.081.244 habitantes, según las proyecciones del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA).

El crecimiento en términos relativos de la población en ese período será del 13,6 por ciento.

La proyección de evolución de la población andaluza desde 2006 a 2050, en un escenario medio, es de 1.125.552 personas (14,1 por ciento) hasta elevarse a 9.121.016 y para el año 2070 las estimaciones apuntan un crecimiento de 471.098 (5,9 por ciento).

El IEA constata que el alza poblacional en Andalucía a medio y largo plazo dependerá de los flujos de entrada y salida de inmigrantes.

El escenario de proyección de población inmigrante, que representa en 2006 el siete por ciento, pasaría a suponer entre un once por ciento (escenario más bajo) y un catorce por ciento (escenario alto) en el año 2025.

Esto equivale a que la población nacida en el extranjero, que en 2006 supone algo menos de 600.000 personas, ascenderá a un nivel entre 1 y 1,3 millones, según el escenario considerado por el IEA.

Si no se tienen en cuenta las previsiones de inmigrantes en Andalucía la población de esta comunidad descendería en 40.830 personas en el año 2025, en 1,2 millones en 2050 y en 2,7 millones en 2070 respecto a la de 2006.

Según el informe estadístico, sin aporte de inmigrantes y si se mantienen los niveles actuales de fecundidad y mortalidad, la población andaluza continuará creciendo hasta 2014, aunque sólo ligeramente (algo más de 110.000 personas en total) para entrar después en un largo período de declive.

El crecimiento vegetativo (nacimientos menos defunciones) es en gran parte fruto del pasado de la región, ya que gracias a los elevados índices de fecundidad hasta 1976 la población en edad de tener hijos es todavía bastante importante como para compensar la escasa fecundidad media, aunque esta situación no se va a prolongar, advierte el informe.

La tendencia actual anuncia un creciente envejecimiento poblacional y de hecho en el año 2050, siempre en el escenario medio, la proporción de mayores de 65 años llegaría al 29,1 por ciento y la de mayores de 80 años al 9,8 por ciento (frente al 14,2 y 3,4 por ciento actuales, respectivamente).

Con estas previsiones se alteraría la relación entre jubilados y población potencialmente activa, pasando de 4,6 adultos por cada persona de 65 o más años a 1,9 en el año 2050, indica el IEA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios