Entre pesca y náutica

LA náutica deportiva tiene un lugar predominante en el litoral andaluz. Puertos de titularidad andaluza y estatal que han ido evolucionando con la sociedad, ampliando atraques y servicios con los años. Fue precisamente en los 80 cuando la Junta de Andalucía asumió las competencias en materia portuaria, de aquellos puertos sin calificación de interés general, normalmente pesqueros, que empezaban a diversificar sus instalaciones hacia la náutica. Si en 1983 el sistema apenas comprendía La Duquesa, Estepona, Puerto Banús, Marbella, Cabopino, Benalmádena, El Candado y Almerimar, en 20 años los amarres, las instalaciones y equipamientos dependientes de la Junta se multiplicaron por toda la costa andaluza, gracias a un enorme esfuerzo inversor muy ligado al fenómeno turístico y la elevación de las rentas. Hoy son más de 20 instalaciones para la náutica deportiva en servicio con 20.200 amarres, en régimen de gestión directa o en concesión, y la Junta proyecta llegar a los 25.000 atraques en 2015. "Se ha hecho muchísimo de los últimos 20 años para acá", asegura Emilio Colomer, usuario de puertos deportivos de España y de Europa. Aún así, la náutica de vacaciones sigue propiciando falta de amarres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios