El padre pide que el arrestado del que siempre sospechó no burle la Justicia

  • Santiago del Valle negó su culpabilidad ante Juan José Cortés el mismo día de la desaparición

Comentarios 2

El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, aseguró ayer que la Policía había detenido a su sospechoso, al hombre al que apuntaba con el dedo toda su familia, al pederasta condenado que vivía a menos de 100 metros de su casa.

En una multitudinaria rueda de prensa en el barrio de El Torrejón a primera hora de la tarde de ayer, Juan José Cortés confesó que "aunque la felicidad en mi vida será muy difícil que encaje, estoy satisfecho de que por fin a Mari Luz se le vaya a hacer justicia".

El padre de Mari Luz relató que pocas horas después de la desaparición de la niña, él mismo y su hermano Diego, además de otros familiares, se dirigieron a la vivienda del detenido, el bajo izquierda del número 1 de la Avenida de Las Flores. Cortés recordó que Del Valle, tras la puerta de su casa, le dijo "en toda la cara y con total tranquilidad que no le echáramos a él el marrón de la desaparición de mi hija". Del interior de la casa, hasta lo que la vista le alcanzaba a ver, el padre de Mari Luz se percató de que "había una caja llena de pañuelos que ellos venden por los suelos; estaba todo revuelto".

Finalmente, expresó que "nosotros fuimos a buscarlo no con la intención de hacerle daño, sino de saber si tenía algo que ver con la desaparición".

Juan José Cortés manifestó que la mayor de sus penas es la irreparable pérdida de su hija y que "el primer día ya estaba todo hecho. No le deseo ni un solo día de los 54 que he pasado ni al asesino de mi hija", expresó consternado. Por ello, pidió que los hechos no vuelvan a repetirse y que "no burle a la Justicia en esta ocasión. Se ha reído de la Justicia durante años, ha sido capaz de vivir detrás de la cortina de esa cara tan inocente que a veces aparenta y esconde a un asesino".

Como padre, Juan José tenía un pálpito y sus peores sospechas se confirmaron. "La culpa sólo la tiene uno y ése se llama Santiago del Valle García, además de su mujer y su hermana y algún inculpado más, que son cómplices de sus fechorías".

Aunque para él el presunto asesino de Mari Luz es un "enfermo", exigió que no se rebaje la pena del presunto autor de los hechos por sus problemas psiquiátricos, ya que "ha sido capaz de elaborar un plan para matarla, deshacerse del cuerpo y para huir, y eso no lo hace alguien que no está en sus cabales".

Respecto a la declaración de Del Valle de que la muerte de la pequeña había sido accidental, el padre de Mari Luz aseguró que "cualquier persona que mate a otra por accidente intenta reparar el daño y se hace responsable, no oculta el delito como ha hecho él".

Cortés apuntó que cuando se enteró, hace más de un mes, de que el detenido había intentado abusar de una niña en Gijón, se le vino "el mundo encima" y pensó "que todo había acabado". No obstante, pidió a todos los ciudadanos que "tengan paciencia, que se mantenga la calma". Y es que "sé que hay mucha rabia en todos nosotros" sin embargo, añadió, "es mejor dejarlo en manos de la Justicia que será la que ponga al final a estas personas en su sitio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios