Dos obreros mueren al derrumbarse el techo de una casa cueva en Granada

  • Los sindicatos aseguran que los hombres trabajaban sin las medidas de seguridad obligatorias

Dos obreros, A. O. O., de 38 años, y J. M. S. L., de 42, realizaban ayer la reforma del techo de una casa cueva en el Barrio Nuevo del municipio granadino de Freila. Sobre las 10.40 horas, ese mismo techo se les vino encima, sepultándolos bajo los escombros y el hormigón. Murieron en el acto.

Los dos obreros se encontraban proyectando hormigón en el momento del accidente. Hasta el lugar de los hechos tuvieron que desplazarse tres efectivos del cuerpo de Bomberos de Baza para poder rescatar los cuerpos de las víctimas, naturales del municipio de Castril.

La vivienda está compuesta por dos plantas, y fue en la superior en la que se produjo el accidente. Hace unos años el inmueble fue rehabilitado, aunque se desconoce si la parte que se derrumbó ayer fue objeto de las reformas que se llevaron a cabo. La casa cueva siniestrada es de titularidad privada y sus propietarios se encuentran en Baleares

Tanto CCOO como UGT coincidieron en señalar que las obras carecían de las "medidas de seguridad obligatorias" como el acicalamiento. El secretario general de UGT, Francisco Ruiz-Ruano, explicó que tras el informe técnico la conclusión es que la obra no tenía apuntalado el techo lo que, añadido a la humedad acumulada, "ha provocado su desprendimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios