Un matrimonio y su hijo fallecen tras un escape de gas en Jerez

  • La causa del siniestro fue la mala combustión del calentador de la vivienda de las víctimas · El accidente deja huérfanos a los otros dos hijos de la pareja

El matrimonio formado por Cristóbal Fernández y Ana Gómez, así como su hijo Moisés, de 8 años, fallecieron la noche del pasado sábado por inhalación de gases en la barriada de Jerez San Telmo Viejo. Según los análisis realizados por los bomberos del Consorcio Provincial, la causa de la tragedia fue una mala combustión del termo de gas butano que la familia tenía en el lavadero.

Los bomberos recibieron el aviso de los vecinos sobre las diez y media de la noche, alertando sobre el fuerte olor a gas que había en el bloque de viviendas en el que tuvo lugar el siniestro. Uno de los residentes corrió el riesgo y entró en la vivienda de la que procedía el olor, ya que la puerta solía estar encajada. Esta persona fue la que encontró al matrimonio fallecido en el cuarto de baño y al pequeño con un hilo de vida en su cuarto mientras veía un vídeo cofrade. Fueron precisamente los sones de los tambores los que le guiaron hasta su cuarto.

Efectivos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061) intentaron reanimar al niño en el lugar, aunque finalmente lo trasladaron al Hospital de Jerez, donde ingresó cadáver.

Según los bomberos, la causa de la tragedia fue que el termo del lavadero no tenía salida de humos. Al desconocer el alcance y la procedencia de la emisión, los agentes optaron por desalojar el bloque, lo que provocó que un centenar de personas aproximadamente evacuaran el edificio, un bloque de cinco plantas con cuatro viviendas en cada una de ellas, con el objetivo de ventilarlo.

La tragedia deja huérfanos a dos jóvenes de 19 y 16 años, que salieron a la calle para ver las dos cofradías que el sábado procesionaron por Jerez, y tuvieron que ser trasladados a casa del párroco de San Telmo en estado de shock.

En el mismo piso donde ayer hallaron la muerte estas tres personas, fallecieron dos niñas de 7 y 12 años hace casi 20 años tras declararse un incendio. Después de esa primera tragedia ningún vecino quería adquirirlo, por lo que el Ayuntamiento tuvo que rebajar el precio. Tras esa operación, el matrimonio fallecido el sábado lo compró.

El Ayuntamiento de Jerez declaró ayer tres días de luto oficial. En un comunicado, la alcaldesa, Pilar Sánchez, trasladó a los familiares y amigos de las víctimas "su más hondo pesar por su pérdida", así como el "sentimiento de tristeza del conjunto de los jerezanos".

La regidora explicó que ha dado instrucciones para que los otros dos hijos del matrimonio fallecido reciban "todas las atenciones que puedan precisar" en estos momentos de "profundo dolor" y en los que el Ayuntamiento "se encuentra a su completa disposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios