Una de cada cuatro madres andaluzas tiene a sus hijos fuera del matrimonio

  • La tasa de natalidad en mujeres solteras supera el 30% en la costa, mientras en provincias de interior decae al 18% · Las amas de casa tienen sus hijos siete años antes que profesionales y directivas

Comentarios 2

El número de andaluzas que tienen hijos fuera del matrimonio va en alza. Si en 1975 el porcentaje de madres solteras sólo alcanzaba un marginal 1,76% y un cuarto de siglo más tarde ascendía al 16%, en 2006, según los datos del informe Movimiento Natural de la Población de Andalucía del Instituto Andaluz de Estadística, la tasa superó el 27%. Es decir, uno de cada cuatro niños andaluces nació sin que sus progenitores estuvieran casados. Una tendencia progresiva que, pese al salto exponencial de los últimos años, queda aún lejos respecto a la de otros países del entorno europeo. En Francia, por ejemplo, ya se ha alcanzado el equilibrio técnico entre solteras y casadas, al coincidir la combinación de soltería y maternidad en algo más de la mitad de los partos registrados en 2007.

A los factores sociales y culturales que provocan la nueva tendencia natalicia, se une incluso la picaresca. La iniciativa del cheque-bebé, aprobada el pasado año por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, otorga 2.500 euros por nacimiento a las parejas casadas y se eleva a 3.500 en el caso de las madres solteras. Mil euros bien pueden retrasar una boda.

En cuanto a la distribución geográfica de familias monomarentales en Andalucía, ésta no es homogénea. Entre el litoral y el interior, la ciudad y el mundo rural, sigue habiendo diferencias apreciables, hasta el punto de que en las provincias costeras y de mayor concentración de núcleos urbanos se llegan casi a duplicar los porcentajes de las interiores. Mientras en Málaga, Almería y Cádiz se sitúan en torno al 32%, el índice de esta tipología de familia decae al 18% en provincias de interior como Jaén o Córdoba.

Otra lectura de las estadísticas del IEA, vinculada a la tasa de paro femenimo, en la dificultad de conciliar la vida familiar y la incorporación de la mujer al mundo laboral, es que, de los 95.298 niños nacidos en 2006, cerca de 29.000 -un 30%- fueron de madres que se dedican a las tareas domésticas. En el caso de las profesionales y técnicos, éstas sólo concibieron a 13.032 niños -13,6%-; las madres que ocupan puestos directivos representaron sólo el 0,98%, mientras el grupo de las que se dedican a tareas de administración y comercio tuvieron 12.157 y 7.054 hijos -12% y 7,04%-, respectivamente.

El vínculo entre profesión y edad en la que se decide iniciar la maternidad también es estrecho para las andaluzas. El intervalo entre las madres que se dedican a las tareas domésticas es más amplio y abarca de los 23 a los 35 años, mientras en el caso de las mujeres trabajadoras la maternidad se concentra en el segmento de los 30 a los 35 años.

Andalucía sigue la línea creciente del país y hace dos años rebasó la cota de los 1,51 hijos por mujer. Un hito que no se sobrepasaba desde 1993 y que guarda relación con la mayor presencia de inmigrantes. De ahí que sean las provincias de Almería y Sevilla las que superen la media con 1,64 y 1,55 hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios