La juez decreta prisión sin fianza para los dos detenidos

  • El doble asesinato de Villanueva del Trabuco se contrató por 48.000 euros. Esta es la cantidad que supuestamente apalabró el hermano pequeño de las víctimas con el otro arrestado para que acabase con las vidas de Juan y Francisco, según se desprende de sus declaraciones

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Archidona ha decretado prisión provisional sin fianza para los dos hombres detenidos por la muerte con arma de fuego de dos hermanos en Villanueva del Trabuco.

Los dos arrestados, que son un tercer hermano y un vecino, han declarado durante algo más de dos horas ante la instructora del caso que tras la comparecencia de los mismos ha dictado el auto de prisión, informaron fuentes judiciales.

El presunto autor material del crimen ha asegurado sentirse arrepentido por lo sucedido, han añadido las fuentes, que han destacado que no podía hacer declaraciones debido a que las actuaciones están secretas. 

En las próximas horas, los dos hombres serán conducidos por agentes de la Guardia Civil hasta el Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga).

El doble asesinato cometido en Villanueva del Trabuco la tarde del pasado domingo y que costó la vida a dos hermanos agricultores, se contrató por 48.000 euros. Esto es lo que se desprende de la declaración de los dos detenidos por la Guardia Civil horas después de producirse los hechos. Según informaron fuentes cercanas al caso, el hermano pequeño de ambas víctimas, y presunto instigador de los hechos, ofreció esta importante cantidad monetaria al otro arrestado, un vecino de Archidona, para que acabase con la vida de sus dos familiares y así quedarse con la cantidad que éstos habían recibido de una herencia. El individuo presuntamente cumplió su parte del acuerdo y descerrajó a las víctimas dos disparos en la cabeza con una escopeta, que ya ha sido recuperada por los investigadores y que está siendo analizada por el Servicio de Balística.

Las citadas fuentes confirmaron que el móvil del doble asesinato podría ser la herencia y explicaron que el hermano detenido, José C.P., de unos 30 años, supuestamente había gastado su parte y quería apoderarse de la de los fallecidos. Contactó con el segundo arrestado para que acabase con la vida de éstos y presuntamente le facilitó el lugar donde se iban a encontrar trabajando, la zona conocida como Rajaestacas.

El acuerdo para cometer el doble asesinato se cerró en 48.000 euros, según han declarado los detenidos e informaron las fuentes consultadas, que no pudieron precisar si parte del dinero se había abonado con anterioridad.

Ambos crímenes se produjeron el domingo a mediodía y fue el propio José C.P. quien por la noche alertó a las fuerzas de seguridad de la ausencia de sus hermanos.

Los investigadores, al detectar incongruencias en su relato, presionaron al joven, que acabó confesando. Los agentes del Equipo de Policía Judicial realizaron el segundo arresto de forma prácticamente inmediata.

Los registros que se efectuaron posteriormente permitieron la recuperación del arma que presuntamente se empleó para cometer los asesinatos, una escopeta de postas que fue llevada al Servicio de Balística para su análisis.

Por otro lado, las autopsias practicadas a los cadáveres de los dos concluyeron ayer. El examen forense de los cuerpos sin vida confirmó ya el lunes el impacto de los disparos y ayer no reveló ningún otro aspecto nuevo respecto al primer día de autopsia, que se interrumpió para efectuar unos estudios radiológicos.

Los dos detenidos permanecían ayer en la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, adonde fueron trasladados después de su arresto, y estaba previsto que a lo largo del día de hoy compareciesen ante la jueza de Archidona encargada del caso. Ésta ha decretado el secreto de las actuaciones.

Villanueva del Trabuco vivió ayer su segunda jornada de luto oficial y sus vecinos continúan sorprendidos y consternados.

Las víctimas pertenecían a una familia conocida en el municipio, a pesar de que estaban empadronadas en la vecina población de Archidona, dado que vivían "a caballo" entre ambos municipios al contar con residencia en la primera de las localidades y el cortijo La Saucedilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios