Un invidente de Granada recibe por error una multa por circular ebrio

  • El afectado padece ceguera desde hace 16 años y no tiene carné de conducirJuan José Cortés lamentó que antes su urgencia era encontrar a la niña

Un vecino de 43 años de Ventorros de San José,una pequeña localidad granadina cercana a Loja, recibió el pasado 6 de marzo una multa de tráfico en su domicilio de 450 euros. El documento le informaba de una sanción por conducir de manera temeraria en el trayecto de Motril a Armilla, además se le acusaba de haber superado en dos ocasiones la tasa máxima de alcoholemia.

Hasta aquí puede tratarse de una historia común. Lo sorprendente del caso de Juan González, nombre de este granadino, es que es invidente desde hace 16 años. Su ceguera fue provocada por la diabetes que padece. "En 1992 me diagnosticaron retinopatía diabética, no veo nada y necesito un acompañante vaya donde vaya", relató el afectado.

Juan se personó ayer en las dependencias de la Jefatura provincia de Tráfico y presentó una reclamación después de haber recibido la notificación de la multa. "No me han dicho concretamente cuándo va a estar todo solucionado, sólo que se trata de una equivocación, pero me han hecho recorrer 70 kilómetros para esto", comentó Juan, quien añadió que para él ha sido "un daño moral". "Ni siquiera tengo coche, es más, mi enfermedad no me permite beber", añadió.

El jefe provincial de Tráfico, José Vico, explicó que la remisión de la sanción a este hombre se debió a una errata en la transcripción del DNI de la persona a quien correspondía la multa, y que el problema se ha solventado después de que el afectado solicitara una rectificación en Tráfico.

Según relató Juan, la multa suponía la retirada del carné de conducir durante un mes y la supresión de 4 puntos, a lo que añadió bromeando: "si queréis os lo regalo, y el carné también".

La verdadera licencia de conducir de Juan está caducada desde el 2 de mayo de 1996, "no la renové por mi enfermedad", explicó. Sí posee tarjeta de afiliado a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

Según el responsable de Tráfico, el hecho de que este hombre figurara en el registro se debía a que antes de que le sobreviniera la ceguera sí tuvo permiso de conducir, hecho que contribuyó también al error.

La DGT ya ha remitido el expediente sancionador al verdadero infractor, que dio positivo en dos controles de alcoholemia realizados a lo largo del recorrido comprendido entre las localidades granadinas de Motril y Armilla.

Lo que más afectó a Juan de esta hazaña fue que lo multaran por superar la tasa de alcohol permitida, "me han tratado de borracho cuando hace años que no bebo", dijo. Pero su máxima preocupación era volver a casa para ponerse la insulina, como cada día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios