Los hogares ahorrarán 17 millones en electricidad con el cambio de horario

  • La Agencia Andaluza de la Energía ayuda a reducir el gasto de energía de los andaluces mediante el programa 'Ahorrar en casa', que incluye entre otros planes la renovación de electrodomésticos

El adelanto de una hora en los relojes en la madrugada de ayer domingo -de dos de la madrugada a tres- permitirá a los hogares andaluces un ahorro en electricidad superior a los 17 millones de euros. Esta modificación horaria se realiza en cumplimiento de la Directiva Comunitaria que rige el cambio de hora y que afecta a todos los países miembros de la Unión Europea.

Según la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, el ahorro doméstico en iluminación durante el horario de verano se estima en un cinco por ciento, unos cien millones de kilovatios/hora anuales, el equivalente al consumo energético anual de 30.000 personas. Esto a su vez representa una reducción de la facturación eléctrica de más de 17 millones de euros en el parque residencial andaluz, según la tarifa eléctrica media vigente.

Desde la Agencia Andaluza de la Energía se recomienda que, a la hora de comprar un nuevo equipo de aire acondicionado, se tenga en cuenta que existen aparatos que, ofreciendo las mismas prestaciones, consumen hasta un 60% menos que los que están instalados en casa. Para elegir el más adecuado, conviene fijarse en la etiqueta de eficiencia energética: la letra A+++, de color verde, indica el mayor grado de eficiencia energética. Cuando se ponga el aire acondicionado se debe pensar que por cada grado de diferencia respecto a la temperatura recomendada (26º en verano y 21º en invierno), se aumenta el consumo aproximadamente hasta un ocho por ciento. Instalar ventanas que garanticen el aislamiento y cerrar persianas permite reducir el impacto de la temperatura exterior en nuestras viviendas.

La Agencia Andaluza de la Energía ayuda a reducir el gasto de energía de los andaluces mediante un nuevo programa específico de subvenciones denominado Ahorrar en casa, que incluye cuatro iniciativas: el Plan Renove de Electrodomésticos, que incentiva entre otras la sustitución de equipos de aire acondicionado por otros de alta eficiencia energética con hasta 400 euros; el programa de Climatización Eficiente, en el que se ofrecen subvenciones de entre 800 y 7.000 euros para renovar la instalación centralizada de toda una vivienda por equipos de la mayor eficiencia energética; el Plan Renove de Ventanas, con el que se subvenciona con entre 90 y 400 euros el cambio de cada ventana por otra que garantice un óptimo aislamiento térmico del exterior y el programa de Vehículos Eficientes, a través del cual se otorgan ayudas directas para la adquisición de vehículos híbridos, eléctricos puros y aquellos que utilizan carburantes más sostenibles.

El cambio horario tiene como finalidad reducir el consumo de energía, haciendo coincidir la jornada laboral con las horas de luz natural ya que, si se mantiene el horario de invierno, el amanecer se produciría excesivamente temprano y perdería su correspondencia con las primeras horas de actividad de la ciudadanía.

Este cambio es una medida que llevan a cabo 70 países en todo el mundo, siendo Japón el único país industrializado que no se ha adaptado aún a esta pauta de ahorro. La medida la adoptaron por primera vez algunos países en la Primera Guerra Mundial con la finalidad de ahorrar combustible. Esta situación se repitió en 1973, durante la crisis del petróleo, de forma que los países industrializados pudieran hacer frente al contexto de déficit energético. En España, el cambio de hora se lleva a cabo desde el año 1940.

La Directiva Comunitaria que rige el cambio de hora está avalada por las conclusiones de un estudio sobre su alcance y efectos realizado por encargo de la Comisión Europea y presentado al Parlamento en 1999. Tras analizar exhaustivamente las repercusiones de la medida, el estudio concluye que tiene impactos positivos no sólo sobre el ahorro de energía sino sobre sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio. Asimismo, el cambio horario afecta, según los expertos, al reloj biológico, pudiendo provocar trastornos en el sueño especialmente en niños y ancianos. No obstante, es algo temporal que se suele superar en 2 ó 3 días.

Reducir el consumo energético en el hogar y disminuir los costes asociados al mismo también está en manos de los propios ciudadanos que, con pequeñas pautas diarias, pueden lograr los mejores porcentajes de ahorro de energía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios