Una hermana de Santiago del Valle lo relaciona con otro pederasta

  • Catalina del Valle recuerda la amistad del detenido con el acusado de otro crimen

Comentarios 4

Catalina del Valle tiene 35 años y es la hermana de los dos detenidos por la muerte de Mari Luz Cortés: Santiago y Rosa. Ayer, cuando era preguntada por la posible relación que podían tener el asesino de la niña Ana María Jerez Cano, ocurrido en Huelva en 1991, y el de la pequeña Mari Luz, destapó la caja de Pandora: "Mi hermano Santiago y El Boca eran bastante amigos". José Franco, más conocido como El Boca, el único condenado por el asesinato de Ana María, "era íntimo amigo de mi hermano Juan, que ya falleció". De Santiago del Valle también era amigo, aunque "yo nunca los vi juntos, pero sé que lo fueron a través de Juan".

Por los mentideros de la ciudad siempre se ha podido oír que El Boca fue condenado por un crimen que no había cometido o en el que, tal vez, no había participado solo. Catalina opina que "puede ser que mi hermano tuviera algo que ver porque con los antecedentes que tiene Santiago no me extrañaría".

La hermana de los presuntos asesinos de la niña de El Torrejón indicó que "es rarísimo que haya cosas en común en los dos casos", como el lugar donde aparecieron los cuerpos inertes y que las dos niñas desaparecieran en época de carnaval.

La niñez de Catalina del Valle no fue lo que se dice un camino de rosas. "Mi hermano Santiago me tocaba por todas partes, se masturbaba y me colocaba la mano en sus partes cuando eyaculaba. Otras veces me cogía la mano para que lo masturbara yo a él o me daba besos". Todo comenzó cuando ella tenía cinco años (su hermano tenía entonces 17) y "estuvo abusando de mí hasta que cumplí diez". La mujer señala que cuando le comentó lo que ocurría a su madre, ésta siempre le ordenó guardar silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios