La fusión política y las matemáticas

  • Rubalcaba enfrenta el modelo del PSOE al del PP como un 30-3: las 30 enfermedades que se detectan con la prueba del talón en Andalucía, y las 3 de Castilla-La Mancha

La fusión de la política y las matemáticas es una opción para sortear la crisis, como se está viendo en esta guerra de porcentajes del déficit entre comunidades, Gobierno y UE. Pero también lo es para definir un presidente o para contraponer modelos económicos. En esta fórmula es en la que debió creer ayer el químico y político Alfredo Pérez Rubalcaba que estaba la solución para presentar de la mejor manera posible a José Antonio Griñán de cara al electorado el próximo 25-M.

Lo definió como un presidente al cuadrado. Siguiendo la tradición universitaria alemana en la que Rubalcaba se doctoró, y en la que ser doctor es algo de tanto prestigio como para figurar en las tarjetas de visita y hasta el punto de que si se es doctor por duplicado, aparece esa doble condición, elevó a Griñán a la categoría de presidente-presidente: herr präsident-präsident. Es presidente de la Junta y es presidente del PSOE. Un cargo este último al que él mismo lo catapultó en un gesto por salvar las fracturas que pudo haber en el reciente Congreso federal del PSOE después de que Griñán se pusiera del lado de Carme Chacón para dirigir el partido, y evitar así colocarle en la foto junto a la perdedora a un mes de una cita con las urnas en Andalucía.

Pero herr präsident-präsident, además de presidente al cuadrado, ha logrado resolver una ecuación complicada en medio de esta crisis manteniendo el Estado de bienestar. Así lo piensa Rubalcaba con una comparativa que ya pasó por el tubo de ensayo del mitin de Atarfe (Granada) de este fin de semana. El modelo sanitario andaluz frente al modelo del PP es un 30 a 3: las 30 enfermedades que se pueden detectar con la prueba del talón en Andalucía, y las 3 que se analizan en Castilla-La Mancha, fruto de los recortes aplicados por Cospedal. Y en Educación, la secuencia de cifras es 10-10 y 6-10: diez de cada diez alumnos andaluces tienen libros gratis, y en Galicia, desde que llegó al gobierno Núñez Feijóo, son sólo 6 de cada diez niños gallegos .

"Son formas de entender la política", resumió el secretario general del PSOE, recordando que la única gratuidad en la que piensan los gobernantes del PP es en la del despido. Y por eso, ese camino seguro para Andalucía al que alude el eslogan del PSOE y que representa Griñán, nunca lo será el popular Javier Arenas, cuyo único objetivo es lograr esa "mayoría absoluta y total" que le permita hacerse con el poder y seguir el camino, eso sí, marcado ya por Mariano Rajoy.

Los ERE e Invercaria darían material de sobra para una novela negra, pero no es de las que deben caer en manos de Rubalcaba. Su vicio particular le lleva más a perderse entre las aventuras del detective Philip Marlowe. Pero este también se parece a Griñán. Aunque Marlowe no investiga los ERE, Griñán dice que sí lo hace, entregando aquello de lo que se entera a la juez Alaya, y ambos son duros y tiernos a la vez. Porque si el detective decía ser duro porque "si no podría estar vivo", y tierno porque "si no, no merecería estarlo", Griñán es duro por la "firmeza de sus convicciones" y tierno por su "humanidad" al saber que sus decisiones políticas afectan a la vida de muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios