La familia de una fallecida en Huelva tras una reducción de estómago denuncia al hospital

  • La paciente pasó 19 veces por el quirófano en sus 14 meses de ingreso en el Infanta Elena · El centro descarta negligencia

Comentarios 1

La familia de la paciente onubense María Gema Soriano Salvatella, fallecida el pasado 17 de mayo, ha presentado una denuncia en el Juzgado de Instrucción número tres de Huelva acusando de negligencia a un médico, al Servicio de Cirugía y al propio hospital Infanta Elena y al Servicio Andaluz de Salud. María Gema estuvo hospitalizada 14 meses, un tiempo en el que fue intervenida 19 veces desde que ingresara el 14 de marzo de 2007 para una operación de reducción de estómago.

Según el marido de la difunta, Eduardo Iglesias, el tiempo que pasó su mujer en el hospital "fue un auténtico infierno, ya que desde la primera intervención comenzó a encontrarse muy mal, sin apenas comer en ese tiempo y con vómitos continuos".

Iglesias pidió sin resultado el traslado al hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y solicitó la presencia de un psicólogo, un fisioterapeuta y un nutricionista, "ya que veía que mi mujer se encontraba cada día peor, sin poder apenas moverse". Según el relato del marido, el psicólogo y el fisioterapeuta aparecieron once meses después, el nutricionista nunca.

Entre las operaciones, en agosto de 2007 María Gema tuvo que permanecer en la UCI del hospital con una peritonitis y anteriormente fue trasladada al hospital Juan Ramón Jiménez, también en Huelva, para hacerle una endoscopia en junio de 2007, en la que, según el marido, le dijeron que estaba muy grave y le daban un día de vida.

En la denuncia, la familia asegura que los facultativos llegaron a reconocer errores médicos y solicita al juez que pida al hospital el historial de María Gema. También demanda una autopsia que determine las causas del fallecimiento y el estado de los órganos internos por si hay responsabilidad médica y si ha existido negligencia médica.

La dirección del Infanta Elena ha defendido la actuación del departamento de cirugía y asegura que los problemas se han derivado de complicaciones previsibles en estas intervenciones por lo que descarta un caso de negligencia en la muerte de María Gema Soriano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios