'Caso ERE'

El director de Trabajo asume en una grabación una presunta irregularidad

  • Daniel Alberto Rivera confesó a la ex asesora de la Consejería María José Rofa que le había dado "alguna cosa" a Industrias Elizana, que recibió una ayuda de 700.000 euros que la Junta no llevó a la juez Alaya.

Comentarios 1

El actual director general de Trabajo y Seguridad Social, Daniel Alberto Rivera, asumió en una conversación grabada con la ex asesora de la Consejería de Empleo María José Rofa una presunta irregularidad relacionada con la ayuda de 700.000 euros concedida a la empresa Industrias Elizana, dedicada a la fabricación de muebles y que está ubicada en Lucena (Córdoba).

La grabación de la conversación entre Daniel Alberto Rivera y María José Rofa, a la que ha tenido acceso este periódico, se remonta al 15 de marzo de 2011 y en la misma el alto cargo de la Junta -que está imputado por la juez Mercedes Alaya aunque aún no ha sido citado a declarar-, comienza afirmando que él "no ha metido a ninguna persona", en referencia al escándalo de la inclusión de intrusos en las pólizas de prejubilación vinculadas a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Acto seguido, Rivera admite que "lo único que ha venido ha sido Elizana", empresa a la que dice que le ha "dado alguna cosa y ya está". Industrias Elizana percibió dos ayudas de Empleo, una en la etapa de Juan Márquez y otra en la de Rivera, pero estos expedientes no fueron enviados en su día por la Junta al juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, porque sólo se enviaron las relacionadas con las prejubilaciones, no las ayudas directas a empresas.

En otro momento de la conversación, Rivera le pregunta a la ex asesora de Empleo -que trabajó en la Consejería entre verano de 2008 y marzo de 2011 y coincidió con Juan Márquez- si cree que él "ha tomado alguna decisión ilegal", a lo que María José Rofa responde de forma negativa pero dejando entrever que en la Consejería conocían las irregularidades que se habían producido en la etapa de nueve años del ex director Francisco Javier Guerrero, que está en prisión provisional por el "despilfarro" de los fondos públicos. "No, creo que todos hemos estado trabajando dentro de la sistemática que había, intentando no caer en más cosas de las que ya se habían heredado y alguna que entró en la misma dinámica de lo que se había heredado", asegura Rofa.

A lo largo de la extensa conversación, Rivera llega en dos ocasiones a advertir a la ex asesora que puede ser despedida, por cuanto sospecha que ésta ha podido facilitar información sobre el estado de los expedientes al antecesor de Rivera, Juan Márquez, que también está imputado por la juez Alaya.

Rivera le comenta que Juan Márquez está "contando historias" y le advierte de que no quiere pensar que esa ella la que le informa y tenga que "tomar decisiones drásticas". Rofa le explica que el anterior responsable de Trabajo le llama para intentar "comentarle su versión", pero la asesora insiste en que su "lealtad se la tiene a la institución" y le dice que también el viceconsejero de Empleo, Justo Mañas, le había advertido un año antes. "Te estoy advirtiendo, antes de buena manera, y ahora seriamente", añade Rivera, que en otro fragmento le dice: "De todas formas, te lo digo, no seas gilipollas, porque si tengo que despedirte, te despido. Si das motivo para ello".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios