Un jefe de la camorra y su segundo son detenidos en el centro de Jerez

  • Giuseppe Polverino está considerado "de máxima peligrosidad" por las autoridades italianas, que lo tenían fichado como capo de un imperio de mil millones de euros

Giuseppe Polverino, jefe de la camorra italiana, capo absoluto de un imperio de mil millones de euros, según las autoridades italianas, fue detenido ayer junto a su lugarteniente, Raffaelle Vallefuoco, en pleno centro de Jerez de la Frontera (Cádiz). La operación fue realizada por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, en colaboración con miembros del Cuerpo de Carabinieri italiano.

Polverino, de 56 años, está considerado "de máxima peligrosidad" por las autoridades italianas, al ser responsable, como jefe del clan, de varios asesinatos en Nápoles, y liderar una organización criminal que es la única que tenía contacto con la Cosa Nostra siciliana, según fuentes de la investigación.

El líder mafioso, que se encontraba huido de su país desde 2006, está incluido en la lista de las treinta personas más buscadas por la justicia italiana como jefe del clan que lleva su apellido, Polverino. Esta organización controla el tráfico de hachís del sur de Italia y su influencia abarca las localidades de Marano, Vomero y Camaldoli.

El segundo hombre apresado, Raffaelle Vallefuoco, también se encuentra incluido en la lista de las cien personas más buscadas en Italia, como jefe de la principal sección, paranza, del clan. Este grupo era el encargado de la introducción y transporte de droga hasta Italia.

Para encontrar el escondite de los mafiosos en Jerez, los carabineros habían estado trabajando antes sobre posibles refugios en Andalucía y no se excluye que en esas investigaciones hayan contribuido declaraciones de los últimos arrepentidos del clan que lidera Polverino. Los investigadores han trabajado en los últimos meses sobre la Camorra de Marano, llegando a la conclusión de que existía un pacto entre los Polverino, los Nuvoletta y los Casalesi, estos últimos los más conocidos de la mafia napolitana.

Las dos detenciones de ayer, junto con las de Doménico Verde, en Tarragona, y Fabio Allegro, en Málaga, en 2009 suponen el descabezamiento del clan y el desmantelamiento de las tres paranzas que operaban en España, desde las que controlaban el tráfico de droga hacia Italia. La información obtenida gracias a la colaboración de la Guardia Civil y los Carabinieri en la desarticulación de este peligroso grupo criminal organizado ha supuesto la detención de 66 personas desde 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios