Dos bandas de chicas se citan y protagonizan una gran reyerta en Málaga

  • El jueves se produjo otro enfrentamiento, en el que una madre y su hija fueron heridas

Dos bandas de chicas de las barriadas malagueñas de La Palmilla y la Cruz Verde han protagonizado en las últimas fechas auténticas batallas campales en las que en los últimos tiempos también se están viendo involucrados mayores de edad. Los grupos se han enfrentado en al menos tres ocasiones y la última se produjo en la mañana del jueves. Una madre y su hija resultaron heridas y tuvieron que ser asistidas por una ambulancia.

Según informaron fuentes policiales, todo arranca de un primer enfrentamiento entre jóvenes de ambas barriadas que se han ido citando sucesivamente para zanjar sus diferencias a golpes.

La jornada del miércoles se produjo en la zona de la barriada de Cruz Verde un nuevo episodio. Las citadas fuentes explicaron que la banda compuesta por adolescentes de La Palmilla se desplazó a este punto y se produjo una gran reyerta, en la que acabaron interviniendo mayores de edad de uno y otro bando. El origen del desencuentro no ha trascendido, ya que, cuando la Policía ha intervenido en reyertas anteriores, la información que obtienen de los testigos es muy limitada.

El juevesse volvió a producir un nuevo incidente. Las jóvenes de La Palmilla regresaron a la Cruz Verde por la mañana, concretamente a la calle Gómez Salazar, sobre las 12.00. Cuando se encontraban en el lugar, vieron a una de las chicas que supuestamente pertenecía al otro grupo y que iba acompañada por su madre. Las fuentes consultadas señalaron que un número indeterminado de chicas fue hacia ellas y comenzó a agredirlas.

Agentes de la Policía Local de Málaga y de la Nacional se desplazaron rápidamente hasta el lugar, pero a su llegada, las agresoras habían huido.

Las dos víctimas sufrieron diversas lesiones, cuyo cariz no trascendió, pero sí que fue necesario dar aviso a una ambulancia para que recibieran atención médica.

Las asistencias sanitarias permanecieron en el lugar durante una hora aproximadamente, pero las citadas fuentes no pudieron precisar si fue necesario trasladar a alguna de las heridas.

La Policía teme que esta escalada de venganzas alcance cotas más altas y, teniendo en cuenta que en los últimos episodios también se han visto envueltos familiares y conocidos de las contendientes, las consecuencias sean más graves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios