Ciencia

Un astrofísico que planta cara al párkinson para buscar otros planetas

Rafael Garrido decidió ser astrofísico tras ver la película 2001, una odisea del espacio. Natural de Baena (Córdoba), fue el representante español en la misión espacial COROT de la Agencia Espacial Europea, y ahora forma parte de la misión espacial PLATO, que continúa con la búsqueda de otros planetas similares a la Tierra.

Tiene párkinson, pero la enfermedad no le ha impedido continuar con su labor de investigación en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, del que forma parte desde sus inicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios