El doble asesinato de Villanueva del Trabuco se contrató por 48.000 euros

  • El hermano pequeño de las víctimas declara ante la Guardia Civil que apalabró la cantidad con el otro arrestado · Los detenidos pasarán hoy a disposición judicial

El doble asesinato cometido en Villanueva del Trabuco la tarde del pasado domingo, y que costó la vida a dos hermanos agricultores, se contrató por 48.000 euros. Esto es lo que se desprende de la declaración de los dos detenidos ante la Guardia Civil horas después de producirse los hechos. Según informaron fuentes cercanas al caso, el hermano pequeño de ambas víctimas, y presunto instigador de los hechos, ofreció esta importante cantidad monetaria al otro arrestado, un vecino de Archidona, para que acabase con la vida de sus dos familiares y así quedarse con la cantidad que éstos habían recibido de una herencia. El individuo presuntamente cumplió su parte del acuerdo y decerrajó a las víctimas dos disparos en la cabeza con una escopeta, que ya ha sido recuperada por los investigadores y que está siendo analizada por el Servicio de Balística.

Las autopsias practicadas a los cadáveres de los dos hermanos vecinos de Villanueva del Trabuco, hallados muertos el pasado domingo en el olivar de su propiedad en el que trabajaban, concluyeron ayer. Tras las pruebas forenses los cuerpos fueron trasladados hasta el pueblo malagueño para el funeral que dio comienzo a las 17.30.

El arma larga de fuego que causó el fallecimiento de Juan y José Cabello Podadera, ambos agricultores de entre 40 y 50 años, fue localizada e intervenida por los investigadores, según informaron a Efe fuentes del caso.

El examen forense de los cuerpos sin vida confirmó ya el pasado lunes el impacto de los disparos y ayer no reveló ningún otro aspecto nuevo respecto al primer día de autopsia, que se interrumpió para efectuar unos estudios radiológicos.

Los dos detenidos el lunes en relación con este doble homicidio, un hermano menor de las víctimas -también agricultor- y un vecino de Archidona (Málaga), han declarado ante la Guardia Civil en la comandancia de Málaga capital adonde fueron trasladados, según las fuentes.

Ayer permanecían en estas dependencias pendientes de comparecer ante la jueza de Archidona encargada del caso, lo que podría producirse hoy.

Los investigadores barajan como hipótesis del supuesto crimen el cobro de una herencia familiar, aunque no han trascendido más datos sobre el suceso al decretar la juez instructora del caso el secreto de las actuaciones.

Villanueva del Trabuco vivió ayer su segunda jornada de luto oficial y sus vecinos continuaban "sorprendidos y consternados", según ha explicado a Efe su alcalde, Antonio Vegas. Las víctimas pertenecían a una familia conocida en el municipio, a pesar de que estaban empadronadas en la vecina población de Archidona, dado que vivían "a caballo" entre ambos municipios al contar con residencias en la primera de las localidades y en el cortijo La Saucedilla de la otra.

La zona de olivar donde trabajaban los hermanos es conocida como Rajaestacas y está situada a unos tres kilómetros de Villanueva del Trabuco, en una vía conocida como el camino de los Morales.

La localidad malagueña tiene 5.500 habitantes y se sitúa en el extremo suroriental de la comarca de Antequera, a 56 kilómetros de la capital costasoleña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios