Dos agentes de Almonte salvan la vida a un bebé que se asfixiaba

Dos agentes de la Policía Local de Almonte (Huelva) salvaron el domingo la vida de un bebé de dos meses al practicarle uno de ellos la técnica de reanimación específica para bebés, tras comprobar que no respiraba y que presentaba síntomas de asfixia en la coloración de la piel. Ocurrió en un control de tráfico en la Carretera Norte, a la altura de la rotonda de los dólmenes, cuando los agentes vieron un vehículo parado con las luces de posición encendida y a una joven pareja de unos 24 años de edad, padres del bebé.

Cuando el pequeño empezó a reaccionar lo trasladaron rápidamente en el mismo coche de los padres, parando el tráfico existente en ese momento, hasta el cercano centro de salud de Matalascañas, donde fue atendido por los servicios médicos. El bebé fue dado de alta sobre las 22:30, según informó el Ayuntamiento de Almonte en una nota.

El alcalde de la localidad, José Antonio Domínguez (PP), alabó el trabajo de los dos policías y destacó "los frutos que se están obteniendo gracias al refuerzo de los servicios de Seguridad Ciudadana, que justifican sobradamente el gran esfuerzo económico realizado para este verano".

La Policía Local del Ayuntamiento de Almonte ha incrementado su presencia en la calle desde primeros de julio, doblando los efectivos con servicios extraordinarios tanto en El Rocío como en Matalascañas las 24 horas. En Matalascañas, la zona de bajamar cuenta con una patrulla permanente mañana y tarde, con quads de nueva adquisición para hacer cumplir las ordenanzas municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios