De la Torre recula en la defensa del edil que favoreció a su cuñado

  • El alcalde malagueño baraja la dimisión como una "posibilidad", pero lo mantiene en el cargo

Comentarios 2

Comienza a bajar el grado de intensidad de la defensa del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a su concejal implicado en la contratación de hasta 18 obras menores a una empresa de su cuñado, Greensur, por unos 300.000 euros.

Ayer, ante la insistencia de los medios de comunicación, el regidor del PP llegó a admitir que la dimisión del concejal de Polígonos y del distrito Bailén-Miraflores, Manuel Marmolejo, es "una posibilidad" que se podría haber dado en este caso, que él mismo admitió como incorrecto "desde el punto de vista legal, estético y ético".

No obstante, y a pesar de mostrar su malestar con lo sucedido entre 2006 y el momento actual, periodo en que la firma afectada por la polémica recibió alrededor de 92 contratos a dedo en los distritos de la capital y el área de Polígonos, De la Torre siguió sin anunciar medida alguna contra Marmolejo, determinación que pasaría por la destitución en sus responsabilidades de gobierno.

A pesar de ello abrió una puerta a la duda respecto a la continuidad del concejal de Polígonos. "¿Manuel Marmolejo va a mantener sus áreas de gobierno?", se le preguntó al alcalde, que contestó de forma lacónica: "Por ahora, sí". Tampoco quiso pronunciarse sobre si Marmolejo quedará señalado de cara a los comicios municipales de 2011. "No sé lo que pasará en las próximas elecciones locales y aún no me he planteado con quién contaré", dijo, a lo que agregó: "Me parece que es una persona muy válida, desde el punto de vista de servir a los ciudadanos. Pero ha habido un fallo".

Durante su comparecencia, en la que insistió en recalcar el buen trabajo de Marmolejo y aseguró que en la balanza pesa más este elemento, incluso anunció que Greensur no debe volver a recibir obras menores en las áreas de acción del edil afectado.

"No basta con se abstenga en los procedimientos", comentó. Y es justamente eso lo que tendría que haber hecho el concejal según la Ley de Contratos de Administración Pública, que él mismo admitió había vulnerado al firmar una serie de obras a esta compañía, constituida en agosto de 2003, un mes después de que Marmolejo fuese nombrado director de distrito en Bailén-Miraflores.

Sobre el hecho de que ampare a un concejal que ha incumplido la ley, De la Torre comentó: "Lo que hago es resaltar un fallo y que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios