El TSJA ratifica la ruina de tres casas derribadas en Lepe en 1998

  • Dos de las viviendas y parte de otra se hundieron más de un metro y tuvieron que ser derrumbadas · Los constructores declararán en los próximos días

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado una sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva que decreta la ruina de tres casas que se derrumbaron en Lepe en 1998. El proceso judicial afectó a otras diez viviendas que quedaron clausuradas.

El portavoz de los afectados por el suceso en la calle Peral de la localidad, Joaquín Serra, ha confirmado la sentencia del Alto tribunal andaluz, que llega casi once años después del suceso, que ocurrió el 18 de agosto de 1998. Aquel día, en sólo tres horas dos de las casas de la calle y parte de una tercera se hundieron más de un metro en el suelo. El Ayuntamiento procedió a derrumbarlas al caer la noche por motivos de seguridad. Otras diez viviendas tuvieron que ser clausuradas como medida de precaución.

El TSJA especifica en la sentencia "la ruina total y el derribo inmediato", de las viviendas, y confirma la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huelva, que decretó ya ese mismo estado en diciembre de 2007.

Los afectados esperan reunirse la próxima semana con el Ayuntamiento para concretar cuándo se procederá al derribo oficial de los inmuebles, a la espera además de que el próximo 22 de mayo comparezcan ante el juez los dos constructores cuyas declaraciones estaban pendientes en el Juzgado de Ayamonte. Los dos empresarios tendrán que aportar información por la causa abierta a través de la vía civil para establecer las indemnizaciones que deben fijarse para los propietarios.

En el juicio, los afectados pedirán, además de la reconstrucción, daños morales cifrados en 18.000 euros en el juicio por la vía penal en el que los imputados, entre los que se encontraban arquitectos, técnicos y albañiles, fueron absueltos en 2004.

Cada afectado pagó unos 84.000 euros por su vivienda adosada, cantidad que solicitan como indemnización, así como distintas cantidades por los objetos que se encontraban en las casas que oscilan entre los 600 y los 24.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios