El TSJA denuncia a dos cargos municipales por la obra de una carretera en Granada

  • La Fiscalía detecta hasta seis irregularidades por una ejecución en zona verde

El Ayuntamiento de Granada ha recibido un revés de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en relación a la construcción del vial de la Chana en la capital. El Ministerio Público detecta hasta seis irregularidades en su tramitación y en su construcción, por las que lleva al juzgado al que fuera gerente de Urbanismo, Manuel Lorente y al jefe de servicio de Gestión y Patrimonio, Emilio Martín.

El último decreto de la Fiscalía da también un soplo de esperanza a los vecinos, que llevan un año denunciando la ilegalidad de la construcción de una carretera calificada como zona verde en el PGOU vigente.

En el informe que los dos responsables señalados presentaron para dar cobertura a los trabajos calificaban el proyecto como "obras ordinarias". La Fiscalía recrimina que se ignoraron trámites en el procedimiento -cambios en el PGOU, consulta a Obras Públicas, dictamen del Consejo Consultivo-, un hecho que considera que supera el erroro administrativo, "inscribiéndose por su alcance en la esfera penal". El Ayuntamiento autorizó el vial de la Chana considerando que no suponía cambios en el PGOU, con el consentimiento de Lorente y Martín a sabiendas de que "podrían vulnerar la legalidad urbanística", prosigue el Ministerio Público, que además recuerda que se incumple el PGOU al tratarse de una zona verde.

El decreto también menciona el convenio firmado entre el Ayuntamiento y Promoconstrucciones Andalusí, que "podría ser objeto de una investigación judicial posterior". La empresa se quedó con las obras por dos millones a pesar de que otra constructora ofrecía 2,7 millones por los mismos trabajos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios