El SAS practicará ecografías de alta resolución a todas las embarazadas

  • La prueba se realizará a partir de abril en los catorce hospitales de referencia de la comunidad · Esta prueba detecta un 85% de las malformaciones y permitirá reducir la práctica de amniocentesis

Comentarios 4

Todas las embarazadas andaluzas podrán someterse a partir del próximo mes de abril a una ecografía de última generación, con gran resolución de imagen, a las veinte semanas de gestación, lo que permite la detección precoz de patologías congénitas y malformaciones, según informó ayer la Consejería de Salud. Esta prueba es una de las tres ecografías consideradas imprescindibles en el seguimiento de un embarazo y, aparte de ser una técnica de diagnóstico prenatal, también sirve para el estudio del bienestar fetal.

La ecografía de alta resolución permite el diagnóstico de hasta el 85 por ciento de las malformaciones e identificar lesiones incompatibles con la vida o que pueden recibir tratamiento intrauterino o en el momento del nacimiento.

Para su aplicación, que va a permitir la puesta en marcha en Andalucía de un programa de cribado de diagnóstico prenatal, ya se está dotando a catorce hospitales de referencia de estos ecógrafos para la realización de los estudios, que se incorporarán de forma normalizada para toda la comunidad en el plazo de un mes.

El nuevo equipamiento, que ha supuesto un coste de 560.000 euros, está destinado a completar y potenciar las áreas diagnósticas de los centros sanitarios en el campo obstétrico.

El objetivo de esta medida es implementar en toda la comunidad autónoma el Programa de Cribado Prenatal basado en el cribado ecográfico a las veinte semanas de gestación con ecógrafos que ofrecen imágenes de alta calidad, lo que reducirá el número de amniocentesis. Esta última prueba prenatal e invasiva consiste en la extracción de una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea al feto para analizarla. Se realiza durante el segundo trimestre de embarazo para diagnosticar y descartar la presencia de ciertos defectos congénitos cromosómicos y genéticos.

Con estas nuevas ecografías de alta resolución, el proceso asistencial integrado de embarazo-parto y puerperio incorpora así el cribado de malformaciones estructurales para todas las embarazadas, una medida que se enmarca dentro del Plan de Genética de Andalucía.

La ampliación del programa de cribado de diagnóstico prenatal andaluz garantizará que todas las mujeres reciban el adecuado asesoramiento previo a la realización de las pruebas, para lo cual se están realizando cursos para que todos los profesionales sanitarios que realicen la ecografía morfológica tenga la formación adecuada.

La posibilidad de que un recién nacido presente algún tipo de defecto congénito en la actualidad se sitúa entre un 2 y un 3 por ciento al nacimiento, y de éstos, un 1 o 1,5 por ciento se deben a malformaciones y un 0,6 por ciento a cromosomopatías; es decir, enfermedades relacionadas con las variaciones numéricas, de estructura o combinadas en la población normal de los cromosomas.

Con el nuevo cribado podrá reducirse a un tercio el volumen de las amniocentesis que se realizan ahora, ya que se pasaría de una tasa de entre un 15 ó 20 por ciento a un 5 por ciento, además de que permitiría duplicar el número de malformaciones que se detectan, pasando de un 30 a entre un 65 ó un 85 por ciento.

En todas las provincias andaluzas existirá al menos una unidad de referencia para la realización de este tipo de prueba.

Los hospitales en los que ubicarán los catorce ecógrafos de última generación son el Hospital Torrecárdenas de Almería, los gaditanos Puerta del Mar, Jerez y Puerto Real; el Hospital Reina Sofía de Córdoba, los granadinos Virgen de las Nieves y San Cecilio, el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, el Complejo Hospitalario de Jaén, el Virgen de la Victoria y el Regional de Málaga, y los sevillanos de Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios