Ruth Ortiz reclama el derecho a enterrar a sus hijos si están muertos

  • Insiste en que alguien sabe dónde están sus niños y en lo que pasó el día de su desaparición

La madre de los niños Ruth y José, desaparecidos en Córdoba en octubre de 2011, sacó ayer de nuevo todas sus fuerzas para pedir una vez más el regreso de sus hijos. Después de seis meses sin encontrar ni una pista que conduzca a el paradero de los dos pequeños, de seis y dos años, Ruth Ortiz insistió en que "si mis hijos están vivos quiero tenerlos conmigo. Si están muertos, quiero enterrarlos y llevarles un ramo de flores".

Ortiz, que ofreció una entrevista al programa Las Mañanas de Cuatro, insistió en que los últimos seis meses se han convertido para ella y para su familia en "auténtica tortura", al tiempo que recalcó que "mis hijos se tienen que encontrar en algún lado porque con seis y dos años tienen que ir acompañados de algún adulto". La mujer exigió a aquellos que sepan lo que ocurrió el día de la desaparición que "digan la verdad porque ya está bien de torturas. Yo no me he inventado que tengo dos hijos".

Ortiz además detalló que los pequeños se perdieron mientras se encontraban pasando el fin de semana con su padre, José Bretón. Para ella, él es responsable de la desaparición de los hermanos. Este convencimiento le ha hecho reiterar en todas sus intervenciones desde que hace tres meses decidiera romper su silencio que luchará hasta saber la verdad de todo lo ocurrido y que, por tanto, hará todo lo posible para que Bretón, que se encuentra en prisión preventiva, diga toda la verdad. "Todo el mundo que conoce a José Bretón sabe que él no ha perdido a los niños y a los que no lo conocen se lo digo yo", sentenció.

Para la madre es injusto el calvario que está viviendo tanto ella como su familia. "Ya está bien de torturarnos. Hay mucha gente de mi entorno que está con medicación y que no puede dormir". No obstante, Ortiz hizo hincapié en que continuará luchando con todas sus fuerzas hasta dar con el paradero de sus pequeños. ""Las fuerzas van y vienen pero cada día me aferro a ellos y a su sonrisa para seguir adelante. Lo único que quiero es que mis hijos aparezcan de una vez por todas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios