Retiran el cartel sexista con menores y la Junta deriva la denuncia al fiscal

  • La Subdelegación ha trasladado a los tribunales la denuncia planteada por la Agrupación Municipal del PSOE · La Junta de Andalucía ha dejado el estudio de la campaña publicitaria a la Policía Autonómica

Pese a que la Agrupación Municipal del PSOE no registraba hasta ayer la denuncia contra un bar de copas de la capital por "publicidad sexista" ante la Subdelegación y la Junta de Andalucía, ambas administraciones pusieron en marcha toda la maquinaria para estudiar el cartel anunciador de una fiesta.

La utilización de la imagen de un niño y una niña de corta edad ha llevado a que la Subdelegación remitiera a la Fiscalía Provincial de Almería la denuncia interpuesta por la Ejecutiva local, mediante una decisión adoptada por el subdelegado en funciones, Luis Hernández.

Además, la Policía Autonómica tomó cartas en el asunto con la finalidad de recabar información sobre la campaña publicitaria iniciada, a instancia de la Junta de Andalucía. Además, están estudiando el cartel departamentos regionales de Salud, Gobernación e Igualdad a nivel provincial.

Desde el PSOE se ha vuelto a subrayar lo "inapropiado" de la campaña, según explicó el secretario de comunicación de la Agrupación Local, Ignacio Ortega, quien había iniciado una campaña de denuncia en Facebook, en la que vecinos de la capital criticaron la fórmula utilizada por parte de los propietarios del establecimiento, "de empapelar el centro de la ciudad con papeles, algunos con bastante mal gusto".

También intercedió contra el anuncio el Instituto Andaluz de la Mujer, y en declaraciones a Europa Press, la directora provincial, Águeda Cayuela indicó que ha emitido un requerimiento para que el cartel fuera retirado. Además, según explica el tratamiento podría vulnerar el Código Deontológico de Publicidad. Por su parte, desde la Unión de Consumidores se ha calificado el cartel como "indigno, inmoral, de mal gusto, sin explicación ni relación con lo publicitado", en relación a los bajos precios previstos para una fiesta. Según señala el presidente de UCA en Almería, José Antonio Díaz Roda, "si el diseñador pretendía incluir la foto, el captar la atención de jóvenes consumidores, creo que está de más y para lo único que ha servido es para crear polémica por la utilización de menores, rechazo social y que todos hablemos del cartel, de la fiesta y del establecimiento".

Lejos que querer contribuir a la polémica que se había generado en la ciudad, a primera hora de la mañana de ayer ya habían desaparecido de todas las calles, plazas y colegios de la capital los cerca de 2.000 ejemplares del cartel, según las cifras aportadas por la Agrupación, y las puertas del establecimiento entornadas como un día normal de trabajo, aunque su dueño mostraba su malestar con la denuncia interpuesta. Según señaló, "antes de darlo a conocer, podían haberse puesto en contacto con nosotros y lo hubiéramos retirado, porque todo el mundo tiene derecho a equivocarse", señaló el propietario.

Ni siquiera las televisiones nacionales y regionales que se trasladaron hasta la capital pudieron encontrar carteles en las calles para grabar, puesto que los responsables de los mismos tardaron muy pocas horas en la retirada de todos los ejemplares de los reclamos que pretendía invitar a una fiesta en la que copas y calimocho estaban rebajadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios