Polémica en Jerez tras la subida de sueldo del jefe de gabinete de la alcaldesa

  • Según el Partido Popular, cobrará más que cuatro alcaldes de capitales andaluzas

Comentarios 3

El Ayuntamiento de Jerez se vio ayer de nuevo envuelto en la polémica por la subida salarial de uno sus altos cargos. A la denuncia formulada por el PSA de la existencia de una resolución firmada en abril por la alcaldesa, Pilar Sánchez (PSOE), por la que se incrementa el sueldo a su antiguo escolta y actual jefe de gabinete, Juan Carlos Jiménez, en más de 13.000 euros, pasando ahora a cobrar 68.500 euros de retribución bruta anual, se sumó el PP. La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José García-Pelayo, desveló que con este incremento salarial, el sueldo de este cargo de confianza se sitúa por encima de cuatro alcaldes de capitales andaluzas: los de Cádiz (66.924 euros), Córdoba (63.250 euros), Granada (65.977 euros) y Jaén (59.044 euros).

Siguiendo con las comparativas, las retribuciones anuales de Jiménez prácticamente se equiparan, según Pelayo, con las de un consejero de la Junta (69.700 euros) y superan en 7.000 euros a las de un viceconsejero. En opinión de la portavoz popular, "los propios votantes del PSOE deben estar asqueados por la última decisión de la alcaldesa" que se ha adoptado "de tapadillo, con alevosía y sobre todo, con miedo". Agregó que Pilar Sánchez "era consciente de que no lo estaba haciendo bien, porque la resolución se firma en abril, pero con carácter retroactivo. Quería evitar el debate electoral", dijo.

Pelayo se preguntó también por "la preparación del jefe de gabinete" y repitió que se trata de "un auténtico abuso. No es un cargo de designación ciudadana, sino designado a dedo y es una incoherencia cuando estamos en medio de un plan de saneamiento".

El gobierno local no se quedó callado. Según fuentes municipales, al ser el único asesor con el que cuenta el gabinete, supone un ahorro de más de 103.000 euros respecto al coste del personal de confianza que tanto Pedro Pacheco, en su última etapa en el gobierno municipal, como María José García-Pelayo mantuvieron en sus gabinetes de Alcaldía. De hecho, si el gabinete de Pacheco costaba unos 185.000 euros anuales y el de Pelayo unos 158.000 euros, según estas fuentes, el de Sánchez cuesta lo que percibe el antiguo escolta tras su designación oficial.

El gobierno municipal resaltó su austeridad y recordó que en 2006 se brindó la posibilidad de contratar a cuatro asesores para Alcaldía, pero la regidora sólo requirió uno. Es más, han mencionado, tras sopesarse la posibilidad de incorporar a un asesor jurídico "se decidió tirar directamente de los servicios jurídicos municipales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios