Barómetro

Paro, economía y vivienda, las principales preocupaciones de los andaluces

  • Bajan la inseguridad ciudadana, los problemas relacionados con el agua y la inmigración en la percepción de los ciudadanos.

Comentarios 25

El paro, la economía y la vivienda se han disparado como las principales preocupaciones de los andaluces, según refleja el Barómetro Andaluz de Consumo correspondiente a 2008, presentado por la consejera de Salud, María Jesús Montero.

El paro pasó en 2008 a ser la primera preocupación para el 78,3 por ciento de los consumidores andaluces, frente al 67,8 por ciento de 2005, mientras que la economía lo fue para el 24,4 por ciento -6,6 por ciento en 2005- y la vivienda para el 22,9 por ciento (12,4 por ciento en 2005)

Por el contrario, la inseguridad ciudadana, los problemas relacionados con el agua y la inmigración son los asuntos que más han bajado en su percepción como preocupación para los andaluces en 2008, al situarse en el 18,1 por ciento, frente al 22 por ciento en 2005; el 5,3 por ciento (24,1 por ciento en 2005) y 11,5 por ciento (26,9 por ciento en 2005).

La consejera de Salud, organismo que asumió las competencias de consumo en la última remodelación de competencias de la Junta de Andalucía, ha abogado por que la actual coyuntura de crisis económica no sólo no merme los derechos de los consumidores sino que se supere con un afianzamiento de estas garantías. "Sería conveniente salir de la crisis económica con una economía más dirigida al servicio de los ciudadanos y no al revés", ha apostillado.

El Barómetro Andaluz de Consumo de 2008 refleja, al igual que en ejercicios anteriores, que la telefonía y las tiendas de electrodomésticos son los dos sectores más conflictivos para los consumidores andaluces, al señalarlo así el 28,4 y el 22,2 por ciento, por ciento.

La mala opinión sobre ambos servicios empeoró el año pasado, ya que los porcentajes de 2008 son superiores a los de 2007, ejercicio en el que la telefonía y las tiendas de electrodomésticos fueron elegidos como los servicios más conflictivos por el 22,9 y por el 20,4 por ciento de los encuestados, respectivamente.

Según este estudio demoscópico, el 77 por ciento de los andaluces declaró en 2008 no haber tenido ningún problema en sus compras de bienes y servicios, cuatro puntos menos que en el ejercicio anterior, lo que supone un "leve repunte" de la conflictividad, según Montero.

Los sectores que menos confianza inspiran a los consumidores andaluces son las promotoras de viviendas, las agencias inmobiliarias y las empresas de telefonía, opinión que repite los resultados de anteriores barómetros. Frente a ellos, las prestaciones mejor valoradas por los consumidores son la alimentación, la ropa, el calzado y las tiendas de electrodomésticos.

La consejera de Salud ha destacado la creciente valoración de los alimentos saludables, como refleja la mejor opinión de los consumidores respecto a los alimentos ecológicos o con propiedades saludables.

Respecto a la respuesta de los andaluces al conflicto, Montero ha opinado que "aún queda mucho trabajo por hacer" ya que los encuestados puntúan con 4,45 puntos -en una escala de diez- su información sobre sus derechos como consumidores, frente a los 4,35 puntos de 2007.

Por otro lado, sólo el 38,5 por ciento de los consumidores pide el libro de reclamaciones en caso de conflicto, mientras que el 61,5 por ciento  desiste de hacerlo, bien porque entiende que este trámite conlleva una pérdida de  tiempo -contestación que ofrece el 36 por ciento de los encuestados- o porque opina que reclamar no sirva de nada, respuesta de otro 20,8 por ciento de los encuestados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios