"En el PSOE-A no hay debate sucesorio y Chaves es la mejor apuesta electoral"

  • Número dos del partido, subraya que el próximo candidato a la Presidencia de la Junta será elegido meses antes de las elecciones de 2012 · Afirma que la dirección regional no intervendrá en las provincias

El PSOE-A y Chaves han repetido victoria, pero con un descenso en el número de votos. La renovación, afirma, será cuando toque.

-La participación en las elecciones fue superior al 73%, como deseaban ustedes, pero la mayoría absoluta la han sacado por los pelos.

-Los resultados han sido un éxito porque hemos tenido mayoría absoluta, ésa es la verdad.

-El PP ha subido diez escaños. ¿También ha sido un éxito para Arenas?

-No lo creo porque su objetivo era arrebatarnos la mayoría absoluta.

-¿Cuántos votos les ha restado el PP?

-No lo sé. Es normal que se hagan comparaciones con las elecciones de 2004, pero hay que hacerlas también con las del año 2000. Entonces, el PSOE sacó algunos escaños por unos pocos miles de votos y esos han sido ahora los que han vuelto al PP. El ascenso del PP ha sido sobre todo a costa de los andalucistas. La buena campaña desarrollada por Julián Álvarez, como la definió Javier Arenas, ha sido muy efectiva para el PP.

-¿Por qué se consolida el PP en el litoral oriental y en las ciudades?

-El mensaje lanzado por la ciudadanía a través de las urnas tiene muchas lecturas y las variaciones en el número de votos responden a muchos motivos. Las políticas de la Junta de Andalucía son las mismas en todos sitios.

-Se avecinan congresos en el PSOE. ¿Qué grado de renovación se va a producir?

-Cada cuatro años entran y salen nuevas personas. Se sabe cómo empiezan los congresos, pero no cómo van a terminar. Los cambios dependen del debate. La experiencia nos dice que hay que apostar por acuerdos amplios en los congresos para mostrar la pluralidad de voces que hay en el partido.

-¿Y si no es posible?

-Está claro: en el PSOE se vota.

-¿Actuará la dirección regional para cambiar a alguien?

-La dirección regional no está para actuar en una organización provincial, salvo que haya un conflicto que nos obligue desde el punto de vista de las garantías democráticas.

-¿No es la mayoría absoluta el escenario ideal para hacer cambios en el liderazgo del partido, sin que sean las circunstancias las que obliguen a ello?

-Son los ciudadanos los que deciden. Desde 1982 hasta ahora nos han dado la razón. Acertamos con Rafael Escuredo, con José Rodríguez de la Borbolla y con Manuel Chaves.

-Este último lleva ya 18 años como jefe del Gobierno. ¿No corre riesgo el PSOE de convertirse en un partido presidencialista, en el que todo depende de lo que éste decida?

-En absoluto, porque en el PSOE se debate y decide todo por acuerdo de la mayoría. En el PSOE de Andalucía no hay un debate sucesorio y Manuel Chaves ha mostrado su disposición a ser de nuevo candidato, que se elegirá tres meses antes de las elecciones de 2012. Quien tiene que preocuparse es el PP con Javier Arenas, que ha perdido ya tres veces ante Chaves.

-Le preguntaba por el PSOE, aunque Arenas ha subido en votos y Chaves, que en 2012 tendrá 67 años, ha bajado.

-No pretendo rehuir la pregunta, lo que que subrayo es que Chaves ha ganado y Arenas ha perdido. Insisto en que todo se decidirá en su momento, en 2012. Ningún partido que aspire a ganar unas elecciones renuncia a su mejor apuesta electoral, que para el PSOE es Manuel Chaves.

-Zapatero va a formar Gobierno en medio de un aparente pulso de las organizaciones territoriales del PSOE por situar a ministros en el Gabinete. ¿Cuál es la meta del PSOE?

-Nosotros no echamos pulsos a nadie, pero sí opinamos cuando se nos pregunta.

-Por ejemplo, en relación a Magdalena Álvarez.

-Ha hecho una magnífica labor como ministra de Fomento y es injusto que desde los partidos catalanes se lleve a cabo una estrategia de desgaste en su contra.

-Eso incluye al PSC-PSOE.

-Hablo de todos los partidos catalanes. Su compromiso fue llevar el AVE a Cataluña y lo ha conseguido. Dicho esto, quien toma la decisión del nuevo Gobierno es José Luis Rodríguez Zapatero.

-Pero el peso territorial del PSOE andaluz se medirá en función del número de ministros y de las carteras de las que se ocupen.

-Se hará esa lectura, es inevitable, pero la fortaleza se ve en los resultados electorales, en los 2,3 millones de votos que el PSOE andaluz logró en las elecciones generales. No hemos utilizado nunca esa fuerza, ni con Felipe González ni con Zapatero. Si se elige a un andaluz, doble satisfacción, y mejor si son dos o tres.

-Solbes es partidario de publicar las balanzas fiscales, a petición de los partidos catalanes, para conocer las aportaciones tributarias que se realizan en cada comunidad autónoma.

-Hay que dejar claro que las balanzas fiscales no van a repercutir en la aprobación del nuevo sistema de financiación y no tenemos ningún complejo frente a Cataluña por que se hagan públicas.

-Otra cosa es la imagen que pueda darse de Andalucía.

-Es que creo que ocurre lo contrario. El avance de Andalucía gracias a la autonomía es espectacular. Los datos de crecimiento del PIB en 2007 demuestran que crecemos acorde a la media española.

-Pero es insuficiente porque las distancias con el resto de comunidades aumentan.

-No hay que olvidar que venimos del subdesarrollo y que disfrutamos de una potencia económica y social sin referentes en el pasado. Dicho esto, estoy convencido de que Andalucía logrará que se firme un acuerdo de financiación que garantizará la igualdad, la solidaridad y la suficiencia para todas las comunidades, no las relaciones bilaterales entre el Gobierno y una comunidad.

-Pero eso es lo que prevé precisamente el Estatuto catalán, aprobado por el PSOE.

-Bueno... Nosotros también definimos los principios generales por los cuales debe basarse la financiación, empezando por la población.

-Chaves ha dicho que el PSOE debe prestar atención a las clases medias. ¿Perciben ustedes que están perdiendo su apoyo?

-No, no, lo que ocurre es que la sociedad andaluza ha cambiado mucho a lo largo de los últimos 30 años y es normal que el secretario general del partido anime a prestar atención a las nuevas necesidades de los ciudadanos y a renovar de forma continua el mensaje. Además, la distancia que nos separa del PP no ha aumentado en las grandes ciudades desde las elecciones municipales de 1995.

-Otro de los asuntos que analizarán ustedes es la inmigración

-El PP metió miedo a costa de la inmigración, diciendo que es un fenómeno que conlleva consecuencias negativas, y miente porque fue con los gobiernos del PP cuando hubo más inmigración ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios