El PSC quiere un ministro catalán en Fomento en sustitución de Álvarez

  • Los socialistas catalanes exigen a Zapatero que recompense la influencia en la victoria del 9-M · Chaves apoya la continuidad de Álvarez en el Ejecutivo central

Comentarios 1

Moneda de cambio. El Partido Socialista en Cataluña (PSC) pretende rentabilizar el más de millón y medio de votos que sumaron para la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero el 9 de marzo y apropiarse de una de las carteras más influyentes en el Ejecutivo que diseñe el futuro presidente. Días después de que el secretario primero del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, descartara pedir un departamento concreto tras entrevistarse con el presidente del Gobierno en funciones, ayer el viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, apuntó a la cartera de Fomento como cargo que "agradaría" ocupar a los socialistas catalanes.

En declaraciones a TV3 recogidas por Efe, Iceta rechazó que desde las filas del PSC vayan a imponer un número de ministros en el futuro Ejecutivo, pero recordó la influencia que sus 25 diputados tendrán en el próximo gobierno, en virtud de los resultados cosechados en las elecciones generales.

En el Congreso, los socialistas andaluces ocuparán 36 escaños, dos menos que en la pasada legislatura, gracias a los 2,3 millones de votos a Rodríguez Zapatero, lo que les obliga a consolidar su cuota de poder en el Gobierno central. En la pasada legislatura, Magdalena Álvarez ocupó Fomento y Carmen Calvo el Ministerio de Cultura.

En la primera entrevista de Manuel Chaves tras su victoria electoral, concedida al diario Abc, el presidente del PSOE aseguró que le gustaría que Magdalena Álvarez continuara al cargo de algún ministerio, pero no citó Fomento. Chaves recordó a Zapatero el granero de votos andaluz y esperó que haya varias carteras en manos de los suyos, siempre con la cautela de aclarar que "la decisión corresponde a Zapatero". La jugada de los socialistas catalanes en el tablero de representación territorial incluye la continuidad de Joan Clos al frente del Ministerio de Industria. Iceta defendió el trabajo del ex alcalde de Barcelona tras sustituir a José Montilla y, aunque "no ha tenido tiempo para demostrarlo, lo ha hecho bien".

El mensaje del PSC hacia Rodríguez Zapatero se apoya en la recompensa. Iceta argumentó que es el presidente del Gobierno quien se la juega por los compromisos que adquirió con Cataluña, y no los socialistas catalanes. Avisó de que "si Zapatero no cumpliera, no sólo afectaría para las próximas autonómicas y generales, sino a nuestra credibilidad política" y aseguró que el PSC "irá a por todas para que Zapatero cumpla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios