Operarios recogen 100 kilos de 'galletas' de fuel y arena del vertido en Matalascañas

  • Las autoridades niegan riesgos para el baño o daños ecológicos · Ecologistas advierten que el chapapote ha llegado a Doñana

El dispositivo de prevención activado por la Junta de Andalucía tras el vertido de hidrocarburos ocurrido el jueves frente a la refinería de Cepsa en Huelva informó ayer de la recolección de unos 100 kilos de hidrocarburo mezclado con arena -la mayor parte de este material- en la playa onubense de Matalascañas. La Junta de Andalucía aclaró en un comunicado que en esta playa, colindante con el Parque Nacional de Doñana y una de las más populares de Huelva, se han recogido "pequeños fragmentos sólidos de hidrocarburo" que se han retirado a mano "de forma exhaustiva". Un retén de 33 empleados de Cepsa se afanó a primera hora de la mañana para recoger los restos de la fuga de hidrocarburos detectada.

Según la Junta de Andalucía, estos fragmentos no suponen "ningún riesgo para el baño ni para las personas que están en la playa".

La organización ecologista WWF-Adena denunció ayer que este vertido, ocurrido cuando el buque SCF Caucasus descargaba en el conducto submarino que abastece a las instalaciones de Cepsa, ha alcanzado las playas del Espacio Natural de Doñana en forma de pequeñas galletas de chapapote.

"Afortunadamente las consecuencias de este vertido sobre la costa del Espacio Protegido serán mínimas y no tendrán efectos negativos de importancia sobre el ecosistema costero", aclaró un portavoz de WWF, que consideró que este accidente ha demostrado el alto riesgo que para Huelva y sus playas tienen los proyectos de ampliar la refinería de la Rábida y construir un oleoducto para la Refinería Balboa que se pretende levantar en Badajoz.

Según informaron desde la Subdelegación del Gobierno en Huelva, el avión Sasemar -que hoy hará una nueva ruta de reconocimiento- y los dos helicópteros -el de Salvamento Marítimo y el de la Junta de Andalucía- que se están encargando de la detección y control en la zona afectada, dieron un parte "negativo" tras la inspección de ayer, confirmando que "no se divisa nada desde el aire" y la costa onubense se encuentra "exenta de cualquier material sospechoso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios