El juez De la Mata interroga a familiares del presidente sirio por blanqueo en la Costa del Sol

  • El magistrado de la Audiencia Nacional les ha embargado 503 propiedades en Marbella

La Guardia Civil interviene varios vehículos de la familia Al Asad. La Guardia Civil interviene varios vehículos de la familia Al Asad.

La Guardia Civil interviene varios vehículos de la familia Al Asad. / M. H.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata está tomando declaración a más de una decena de familiares de Rifaat al Asad, tío del presidente sirio Bashar al Asad, y otros investigados por un presunto delito de blanqueo de capitales cometido por una organización criminal asentada en la Costa del Sol.

De la Mata interrogó el pasado martes a dos hijos y dos hijas de Al Asad. Al día siguiente les tocó el turno a otra hija y a otros dos investigados no relacionados con la familia. Un día más tarde compareció la mujer de uno de los hijos del tío del presidente sirio y a otro de sus hijos, mientras que el día 22 de septiembre declararon otros dos investigados en esta trama. El próximo 3 de octubre el juez ha llamado a declarar a otros dos hijos de Al Asad.

La operación contra esta trama se desarrolló en abril y en ella el magistrado ordenó 15 entradas y registros, la mayoría en Puerto Banús, tres requerimientos con advertencia de registros y el bloqueo de las cuentas corrientes de 16 personas vinculadas a Rifaat al Asad.

De la Mata también bloqueó otras 76 cuentas corrientes de personas jurídicas vinculadas a la familia del tío del presidente sirio, que posee en Marbella hoteles, discotecas y otros negocios vinculados al mercado de objetos de lujo. Las diligencias se incoaron en la Audiencia Nacional en diciembre de 2016, en virtud de una denuncia de la Fiscalía.

Rifaat al Asad fue vicepresidente de Siria cuando gobernaba su hermano, Hafez al Asad, padre del actual presidente Bashar al Asad. En los años ochenta su hermano y entonces presidente le expulsó del país por temor a que organizara un golpe de Estado contra él. Existen indicios de que le entregó más de 300 millones de dólares procedentes de las arcas del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios