La Junta no fija un plazo para el plan de restauración de los fosfoyesos en Huelva

  • Medio Ambiente ha entregado a la comisión de expertos "toda la documentación" y está a la espera de las propuestas · Castillo prefiere que se tome "el tiempo que necesiten" para hacer "la mejor de las restauraciones"

No hay marcada una cruz en el calendario para conocer las propuestas del plan de restauración de las balsas de fosfoyesos de las Marismas de Mendaña, en Huelva, a las que las empresas Fertiberia y Foret vierten los residuos procedentes de su proceso de producción. La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, explicó durante una visita a Doñana con motivo de los 40 años de su declaración como parque nacional que "no tenemos fijado un plazo" para que la comisión de expertos -que comenzó a trabajar en el plan el pasado mes de junio- presente los resultados finales del mismo.

Los especialistas -siete expertos pertenecientes al ámbito académico y científico- se pusieron manos a la obra una vez que la Audiencia Nacional declaró la caducidad de la concesión de Fertiberia para seguir vertiendo más toneladas de fosfoyesos en las 400 hectáreas que, a día de hoy, ocupan las balsas y "se reúnen periódicamente". Una vez que Medio Ambiente "facilitó toda la documentación", la comisión de expertos inició los trabajos partiendo del plan de restauración encargado anteriormente por el Gobierno central, si bien en este momento se encuentran analizándolo para dilucidar cuáles deben ser las mejores actuaciones que llevar a cabo sobre la zona afectada de la ciudad de Huelva, en qué plazos y con qué presupuesto.

Se trata, por lo tanto, señaló la responsable de Medio Ambiente en la Administración autonómica, de que "nos hagan las propuestas para hacer la mejor restauración posible", de manera que el grupo de especialistas cuente con "el tiempo que necesite" para formularlas. Una vez estén listos los resultados, será la empresa pública Tragsatec la encargada de recuperar el área completa, de acuerdo siempre a las características del terreno y su naturaleza.

Además, Castillo se congratuló de que "tengamos la gran suerte de que muchos de los que componen esta comisión de expertos forman parte del Plan de Calidad Ambiental de Huelva y su Entorno", cuyo objeto es la mejora cuantificable de las aguas de la ría, del aire y de los suelos del entorno de la capital, logrando que el desarrollo de las actividades económicas sea compatible con la conservación del medio ambiente, lo que pone de manifiesto "la formación y experiencia" que los especialistas aportan al nuevo plan de restauración de las balsas de fosfoyesos, que deberá acometer Fertiberia.

Entre las posibles alternativas que se barajan para la recuperación de la zona, según la Consejería de Medio Ambiente , estaría la transformación de las balsas en terrenos forestales o la instalación de un huerto solar. Un estudio elaborado por la Universidad de Huelva para el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) concluía, además, que las balsas acumuladas en las Marismas de Mendaña estarán completamente reforestadas en el año 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios