La Junta es acusada de seis delitos contra la flora del Cabo de Gata

  • Cuatro altos cargos niegan en el juicio que una obra dañara a una especie protegida

Comentarios 4

Los cuatro altos cargos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, procesados por la presunta comisión de hasta seis delitos contra la flora del parque natural Cabo de Gata-Níjar (Almería), descartaron ayer ante el juez que la autorización para una obra en una finca propiedad del bodeguero Marcos Eguizabal afectase al endemismo androcymbium europeaum y defendieron su actuación como "ajustada al principio de precaución con mínimo daño a las especies".

Durante la vista oral, tanto el secretario de Patrimonio Natural y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, José Guirado, como el ahora director de la Agencia Andaluza del Agua (AAA), Juan José Luque, negaron "relación personal" con el empresario riojano, quien no compareció.

Guirado, para quien "seguro no se produjeron pérdidas de ejemplares" de la especie durante la obra promovida por Círculo Agroambiental en 2004, explicó que el tendido de la tubería de riego se realizó "por la zona de servidumbre y dominio público" de la comarcal ALP-202 y, por tanto, excluida de la clasificación como zonas A y B de especial protección dentro de la cartografía del espacio natural.

Tildó de "prioritario" el servicio autorizado a la empresa de Eguizabal y señaló que el paraje, donde según la querella de Ecologistas en Acción se "destruyeron" 20.000 ejemplares de androcymbium europeaum, "se encuentra muy antropizado" por lo que se considera "área de infraestructuras preexistentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios