Juicio por la muerte de una enferma sin cura a manos de su marido

  • La Fiscalía acusa a un anciano de matar a su mujer, que sufría párkinson avanzado

Comentarios 1

Un jurado popular tiene previsto juzgar desde hoy a un anciano, de 84 años, para el que la Fiscalía solicita una pena de 18 años de prisión y al que se le acusa de acabar con la vida de su esposa, también octogenaria, con la que llevaba 63 años de convivencia y que tenía párkinson. Además, insta a que indemnice a los herederos con 200.000 euros. Los hechos tuvieron lugar en octubre de 2010. Según la Sección de Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Málaga, el acusado estuvo "programando" la muerte de su esposa, de 81 años en ese momento. Así, la acusación pública sostiene que para llevar a cabo su propósito se valió del conocimiento de incapacidad absoluta de la mujer, ya que el párkinson, muy avanzado, le producía un deterioro en su movilidad y demencia, por lo que recibía ayuda domiciliaria.

El acusado no quería ir a una residencia y desde años atrás se lo expresó a sus familiares y a las cuidadoras, a los que también dijo que "un día la mato y yo me tiro por el balcón". No obstante, se le otorgó una plaza en una residencia, con fecha de ingreso para el matrimonio en octubre de 2010. Tan sólo siete días antes de esa fecha, el procesado "dispuso lo necesario para quedarse solo en el domicilio". El hombre cogió un cuchillo y se fue al dormitorio de la mujer. Tras decirle que "habían sido muy felices" y que "no tenía sentido seguir así por lo que decidía acabar con su vida", el acusado, según indica el escrito provisional del fiscal, "le ocasionó dos incisiones punzantes" que le causaron la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios