Interceptados más de 750 kilos de hachís en un barco de recreo en Sancti Petri

  • En la operación, llevada a cabo por la Policía Nacional, han sido detenidas diez personas

Agentes de la Policía Nacional han interceptado más de 750 kilos de hachís en una embarcación de recreo en el puerto de Sancti Petri, en la provincia de Cádiz, habiendo detenido a diez personas en el marco de esta operación. Según indican, esta organización habría intentado también en agosto del pasado año introducir otra partida de estupefaciente por el puerto de Sotogrande.

Según ha señalado el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, la investigación comenzó el pasado mes de octubre tras detectar la presencia en España de una banda organizada asentada en la localidad gaditana de La Línea de la Concepción. El grupo de narcotraficantes sería responsable de la introducción y posterior distribución de importantes cantidades de hachís procedente de Marruecos.

A través de las primeras pesquisas policiales se averiguó que el grupo preparaba la introducción de 600 kilogramos de estupefaciente mediante una embarcación. En esta ocasión se vieron obligados a deshacerse de la droga justo antes de llegar a puerto al ser perseguidos por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil. 

Posteriormente, y para evitar los fuertes controles policiales establecidos en la zona, decidieron cambiar el lugar de entrada de la droga, además de ponerse en contacto con una organización de transportistas de Chiclana de la Frontera (Cádiz) para realizar las labores de traslado, alijado y almacenamiento de la sustancia.

Fruto de las vigilancias realizadas, se logró localizar otro barco de recreo oculto en el domicilio de uno de los principales investigados. El grupo organizado estaba ultimando los detalles para llevar a cabo una nueva entrada de hachís. Habían decidido transportar el navío al puerto deportivo de Sancti Petri y dejarlo fondeado a unos cien metros de la costa hasta el momento de su utilización. 

Finalmente el pasado 17 de marzo los agentes tuvieron constancia de que se iba a llevar a cabo la actividad ilícita, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia sobre el puerto y sobre los investigados, interceptándose el navío con un total de 26 fardos de hachís que sumaban 750 kilogramos. 

Además, se intervino otra embarcación que realizaba labores de vigilancia y cobertura en el puerto a la llegada de la nave con la sustancia ilegal. De forma simultánea se efectuaron las detenciones de la totalidad de los miembros para evitar su fuga. Los agentes se incautaron de cuatro vehículos y de 500 euros en efectivo.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios