Iberia se reorganiza y Donaire sale de la dirección general

  • La aerolínea divide su cúpula en dos, una enfocada a los clientes y otra a la producción

Iberia anunció ayer la reorganización de su cúpula directiva, que implica la desaparición de la dirección general de la aerolínea, que ocupaba hasta el momento Enrique Donaire desde hace ocho años, y la creación de dos nuevas direcciones generales, una Comercial y de Clientes y otra de Producción, con el doble objetivo de generar mejores ingresos y reducir costes.

En un comunicado, la aerolínea informó de que al frente de la dirección general Comercial y de Clientes, enfocada a la generación de ingresos, estará el actual director de Mantenimiento e Ingeniería, Manuel López, mientras que el nuevo director de Producción será Juan Bujía, que será el encargado a partir de ahora de mejorar la explotación del negocio.

La desaparición de la cúpula general de la aerolínea, a cuyo frente estaba Donaire, se produce un mes y medio después de la llegada a la presidencia de Antonio Vázquez y del nombramiento del nuevo consejero delegado de la aerolínea, Rafael Sánchez-Lozano. Iberia, que agradeció a Donaire "su dedicación y entrega" a lo largo de los 30 años que ha pasado en la empresa, indicó que éste seguirá colaborando con la compañía en el futuro. "Es de interés de la empresa que (Donaire) en el futuro siga colaborando con la misma".

Además, la aerolínea española crea una dirección de Compras y Servicios bajo la responsabilidad de José María Fariza, hasta ahora director de Control y Administración, que tendrá bajo su responsabilidad las áreas de Sistemas, Compras, Inversiones e Inmuebles, con el "objetivo prioritario de racionalizar el gasto".

La compañía confía en que estos cambios ayuden a "generar más y mejores ingresos por un lado y reducir los costes de explotación y racionalizar los gastos por otro, para consolidar su liderazgo en los mercados en los que opera y reforzar su posición competitiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios