IU avisa de que no reeditará la 'pinza' ni dará cheques en blanco a ningún partido

  • Valderas pide a Aguilar respeto con sus antiguas siglas, si finalmente hace campaña con el PSOE para las municipales

Falta aún un año y medio para las elecciones municipales y otro año más para las autonómicas, pero IU ya tiene algunas de sus estrategias bien definidas. Para las primeras, tendrá un programa marco para principios de 2010 y no habrá candidatos hasta junio. Y para las segundas, lejos de cabezas de cartel, lo que sí está claro para su líder, Diego Valderas, es que si sus siglas se convierten en llave de gobierno ni servirán para reeditar la pinza con el PP, ni darán un cheque en blanco al PSOE.

Aunque más próximos al partido que para entonces liderará José Antonio Griñán, Valderas dejó claro que aunque hay que frenar el "subidón" de la derecha que representa el PP, existen puntos de fricción. "Puede haber camino de sintonía, pero hay una parte del PSOE que no son socialdemocrátas consecuentes, sino incoherentes", apostilló, recordando que la base de lo que IU llevará como programa será "sostenibilidad, solidaridad, ética contra la corrupción y un nuevo modelo económico que acabe con la discriminación de género".

En estas claves de futuro, desgranadas durante un desayuno informativo organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios de Andalucía, también quiso situar su aspiración de traspasar la barrera electoral del 8% hasta el punto de tener como objetivo volver a los niveles que tuvo la coalición de izquierdas en la década de los 90. Algo en lo que confió, si el proceso de "refundación" de IU abre las puertas de esta formación política a quienes aún están fuera y a quienes estuvieron dentro y se han distanciado, como bien pudiera ser el caso de los ex parlamentarios Concha Caballero y José Cabrero.

En clave municipal, aparte de que la decisión está siempre en las bases, lo único que pidió fue que la ex alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, ahora consejera de Obras Públicas del Ejecutivo autonómico de Griñán, corresponda a la "elegancia" y "respeto" que IU mostró tras su marcha. Aunque con cierto toque de advertencia: "El que respeta exige ser respetado", subrayó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios