IU pide a ediles del CUT que retiren su aval a la lista 'abertzale' a las europeas

  • Apoyaron la candidatura que está siendo investigada por su posible vínculo con Batasuna · Sánchez Gordillo dice que el aval no implica ningún compromiso político

Comentarios 4

La rebeldía estuvo ayer a punto de salirle muy cara a un grupo de 19 concejales del CUT- BAI. Su aval para que pueda concurrir a las elecciones europeas Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad de los Pueblos (II), partido que está siendo investigado por su posible vínculo con Batasuna, fue motivo para que la Ejecutiva Federal de IU meditara su expulsión, pero no tanto por el corte abertzale de esta candidatura como por los propios estatutos de IU, que impiden apoyar cualquier proyecto político distinto al de sus siglas.

Aunque esta drástica medida se quedó, por el momento, en simple tirón de orejas, según explicó el secretario de Organización de IU a nivel federal, Miguel Reneses, se les pedirá de nuevo que retiren su aval, que se entiende que en todo momento ha sido dado a nivel personal y nunca como CUT ni como IU.

En esta segunda oportunidad -ya se les dio otra que agotaron el pasado sábado- jugó un papel decisivo el líder de la CUT y parlamentario de IU, Juan Manuel Sánchez Gordillo, quien tras cuatro horas de discusión logró convencer a la dirección federal de que este respaldo "no significa ningún compromiso político". "Todos vamos a hacer campaña por IU y nos vamos a implicar", aseguró.

El CUT ha estado relacionado con Batasuna al mostrarse siempre contrario a su ilegalización y defendido su participación en los procesos electorales. Y, precisamente, el principal argumento que Sánchez Gordillo esgrimió en defensa de sus compañeros fue que estos no quisieron impedir el derecho democrático de cualquier partido a concurrir a las europeas, que está limitado a la presentación de 15.000 firmas o del aval de 50 cargos públicos. Como II carece de estos por ser la primera vez que acude a unas elecciones, los ediles del CUT le respaldaron, al igual que hicieron cargos de PSOE, PP e IU.

La diferencia estuvo en que estos últimos al final sí decidieron retirar su aval tras conocer la relación de algunos de los miembros de la candidatura con Batasuna -su cabeza de lista, Alfonso Sastres, fue el número tres por ANV por Guipúzcoa en las pasadas generales de 2008-, mientras los 19 ediles sevillanos siguieron adelante, a pesar de que IU les había pedido ya por carta que así lo hicieran.

Aparte de los argumentos, lo que también puede haber pesado en la decisión de la Ejecutiva Federal de darles una segunda oportunidad son las consecuencias que podría haber tenido la expulsión de estos concejales -de las localidades sevillanas de El Coronil, Lantejuela, Marín de la Jara, Los Corrales y Osuna-. En estos momentos, el CUT es elemento necesario para mantener el equilibrio de fuerzas a favor del PCE en Andalucía, pero sobre todo en la provincia más importante para IU, Sevilla, donde el sector crítico aún es fuerte.

19

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios