La Guardia Civil desarticula en cuatro provincias una gran red de narcotráfico con 58 detenidos

  • Los narcos introducían en España droga desde Suramérica y Marruecos

La Guardia Civil ha detenido a 58 personas como presuntos integrantes de una de las mayores redes de distribución de drogas de Andalucía, entre los que hay bolivianos, colombianos, marroquíes y rumanos, que operaba en las provincias de Málaga, Granada, Sevilla y Córdoba.

Además de los arrestados -38 de ellos ya han ingresado en prisión-, el Instituto Armado informó ayer de que se ha incautado de 2.263 gramos de cocaína de gran pureza y sin cortar, 20.409 gramos de hachís y 1.096 de marihuana, además de once vehículos -cinco de ellos, de alta gama-, un revólver y 41 teléfonos móviles. Los agentes no descartan más detenciones por la operación denominada Carpe diem.

La red se aprovisionaba de cocaína y hachís por vías que enlazaban con otros entramados integrados por extranjeros que transportaban la droga oculta en su organismo, los comunmente llamados muleros. Los investigadores han descubierto también que las sustancias estupefacientes procedían de países suramericanos y de Marruecos, a través de Tánger y Ceuta.

La operación ha sido coordinada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Antequera (Málaga) con apoyo de agentes de Málaga y Granada.

Las pesquisas empezaron a principios de 2007 en Antequera y alrededores, donde se descubrió un lugar de venta y distribución de cocaína y hachís regentado por A.C.F. Los agentes descubrieron que para su distribución contactaba con V.E.C.C., líder de un clan familiar dedicado a comprar, preparar, distribuir y vender esta droga por Granada, Sevilla y Córdoba. El hijo del líder, F.J.M.C., era el enlace con las redes de muleros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios