El Gobierno y la Junta intentan cerrar el acuerdo del Algarrobico antes del 9-M

  • Las administraciones se reúnen con la promotora este miércoles para tratar de agilizar la expropiación del hotel · Narbona señala que la "demolición inmediata" depende de una sentencia judicial

Comentarios 11

El Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Andalucía se reúnen el próximo miércoles con Azata, la empresa promotora del hotel de la playa de El Algarrobico en el municipio de Carboneras, para presentarle un oferta definitiva sobre el coste que están dispuestos a asumir en la expropiación de los terrenos, de manera que se puedan agilizar los trámites en manos de la justicia. La titular de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció ayer en una visita a Almería que su intención es derribar de "inmediato" la zona del hotel que ocupa servidumbre de protección marítimo terrestre si la Audiencia Nacional, una vez desestimado el recurso del Ayuntamiento de Carboneras, también rechaza el que ha interpuesto Azata contra la orden ministerial de 2005 que fijó la franja en los cien metros.

Tanto el Gobierno Central como la Junta de Andalucía intentan aclarar definitivamente, y antes de que culmine la legislatura, la situación de un edificio construido sobre una playa en el parque natural de Cabo de Gata y que se han convertido en símbolo de cómo el urbanismo ha ido devorando el litoral mediterráneo.

Sobre el futuro encuentro con la promotora del hotel -dentro de una línea de diálogo emprendida después de que el pasado 30 de julio se hiciera efectiva la declaración de necesidad de ocupación de bienes de este paraje- Narbona declinó aportar más detalles, pero aseguró que las administraciones tratarán de llegar a un acuerdo que sirva para agilizar la demolición. "El objetivo es concluir un proceso muy garantista que tenga en cuenta los derechos del propietario", argumentó.

A las palabras de la ministra, la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, añadió que la reunión será importante porque "vamos a presentar una oferta definitiva conjunta" que permita "si se logra alcanzar un acuerdo económico" acelerar todos los trámites para demoler el hotel, que "es un objetivo común" de las dos administraciones. Eso sí, la consejera reconoció la "distancia" que existe entre la oferta que presentarán la Junta y el Gobierno con la que reclama la promotora de El Algarrobico por los terrenos, y es que Azata exige el pago de 300 millones.

Tanto Coves como Narbona han hecho referencia a la desestimación el pasado 23 de enero de la Audiencia Nacional del recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Carboneras contra la orden ministerial del 8 de noviembre de 2005 que fijó en cien metros el dominio público marítimo terrestre para esta zona enclavada en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar, frente a los 20 que defendía el Consistorio.

Las responsables de Medio Ambiente en España y Andalucía señalaron que están a la espera de que el mismo órgano judicial se pronuncie sobre el recurso de Azata. De ser así, el derribo de la parte construida en el dominio público sería "inmediato".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios