La Fiscalía pide desestimar la demanda de una familia por no considerar "adoctrinador" el manual de EpC

  • El dictamen indica que el temario "se ajusta a la regulación legal".

Comentarios 22

La Fiscalía Superior de Andalucía ha solicitado la desestimación de la demanda presentada por una familia contra el manual de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC) por considerar que el contenido del libro "no tiene carácter adoctrinador". La sentencia indica, por el contrario, que el temario está dentro de la legislación actual.

En el recurso de la familia Flores Cano, natural de Bollullos Par del Condado (Huelva), admitido a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el pasado mes de junio, también figuraba la retirada de las resoluciones dictadas por la Consejería de Educación andaluza, así como la solicitud de eximir al menor de la obligación de asistir a las clases de dicha materia.

El dictamen entregado en los juzgados por la Sección Territorial de Sevilla, indica que el temario se "ajusta a la regulación legal". Además, señala la selección del material debe responder a la neutralidad, con lo cual, a primera vista, considera que el libro de la editorial McGraw-Hill, seleccionado por el centro de la localidad, "responde a esa neutralidad que se prodiga de los centros públicos". 

Asimismo, añade que también se ha de tener en cuenta respecto a la neutralidad ideológica la labor del profesor, del que "no se aporta ningún dato objetivo por parte de la familia". En este sentido, el Fiscal considera que para determinar si el libro incurre en el adoctrinamiento que se denuncia, la valoración del tema se tendrá que hacer "en su conjunto" para poder determinar si la información que transmite el autor es objetiva, crítica y plural. 

"La trascendencia ideológica y religiosa que los demandantes observan en el contenido del libro se minimiza con el debate y la reflexión posterior a la que invita el libro, contribuyendo ello a no solapar las propias convicciones", afirma.

Ante la petición de la familia de que una vez se declare el carácter adoctrinador del manual se exonere al menor de asistir a clase y ser evaluado de la asignatura, el fiscal no procede a entrar en la cuestión planteada. Apunta al fundamento jurídico de la sentencia del Tribunal Supremo del pasado febrero, que indicaba que el deber de cursar la asignatura de EpC "es un deber jurídico válido".

De ello deriva, según el fiscal, la obligación del alumnado, en tanto menores de 16 años, de asistir a clase y de superar, como ocurre con las demás asignaturas, los contenidos mínimos que son exigibles; por lo que el Fiscal se encuentra con una petición "ya resuelta judicialmente y por tanto con valor de cosa juzgada".

Tras conocer la noticia, el abogado de la familia Flores Cano, Abel Martínez, aseguró que "era de esperar" que la Fiscalía Superior de Andalucía mostrara su oposición a la demanda. Martínez señaló que en el momento en el que se encuentra el proceso judicial todas las partes personadas en el proceso -Junta de Andalucía, la Fiscalía Superior de Andalucía, la Abogacía del Estado y la propia editorial- "deben contestar al recurso y ya después vendrá el proceso probatorio, las conclusiones y la sentencia". 

En este sentido, el letrado hizo hincapié en que "aún no cuenta con este informe de la Fiscalía, por lo que desconoce su contenido", aunque resaltó que  "el mes de agosto sí es un mes hábil para este tipo de recursos, ya que se ven implicados derechos fundamentales", motivo por el cual espera que "la sentencia esté lista para el mes de septiembre". 

Asimismo, Martínez reiteró que la familia solicitó en el recurso que "se declare que el manual es adoctrinador, que se anulen las resoluciones que señalan que el libro de texto no es contrario a la neutralidad ideológica y que el menor no curse la asignatura si se usa ese material". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios