Díaz anuncia hoy en el Parlamento más medidas para incentivar el empleo

  • La presidenta andaluza centrará su discurso en el Debate sobre el estado de la Comunidad en la estabilidad y exigirá una mejor financiación

  • La oposición reclama que hable de problemas reales

El consejero de Empleo, Javier Carnero, comparece tras el Consejo de Gobierno celebrado ayer en el Palacio de San Telmo de Sevilla. El consejero de Empleo, Javier Carnero, comparece tras el Consejo de Gobierno celebrado ayer en el Palacio de San Telmo de Sevilla.

El consejero de Empleo, Javier Carnero, comparece tras el Consejo de Gobierno celebrado ayer en el Palacio de San Telmo de Sevilla. / julio muñoz / efe

Comentarios 1

Estabilidad política, más medidas para incentivar la creación de empleo y la exigencia de una reforma de la financiación que permita el sostenimiento del Estado del bienestar. Éstos son los tres pilares sobre los que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, armará el discurso con el que hoy abrirá el Debate sobre el estado de la Comunidad en el Parlamento. "Una bendita normalidad" que contrasta con el "contexto de incertidumbre" en el que está sumida la política nacional, tal y como expresó ayer el portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco. "La estabilidad aporta confianza, seguridad jurídica y un liderazgo sólido que están ayudando a crear empleo y a que los mercados confíen en nosotros", apuntó Blanco en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, aludiendo a la mejora de la calificación de la solvencia financiera de la Junta por parte de la agencia Standard & Poor's .

Un año más, Díaz podrá presumir en el debate de que Andalucía será la primera comunidad en aprobar sus presupuestos gracias al apoyo parlamentario de Ciudadanos. En las cuentas, cuyo debate final se celebrará dentro de dos de semanas, se plasmarán las medidas que anunciará hoy Díaz en materia de empleo y formación, con las que se pretende acompañar la recuperación económica.

La señora Díaz ha perdido un año y debe hablar de la Andalucía real y sus problemas"

La presidenta andaluza también volverá a pedir el apoyo del resto de formaciones políticas para consensuar una postura común de cara a la reforma de la financiación autonómica, cada vez más acuciante debido a la merma de recursos que sufre la región desde que caducó el modelo anterior hace casi un lustro. Díaz aspira a formar un bloque andaluz con el que adoptar una posición de fuerza ante unas negociaciones que estarán inexorablemente marcadas por el encaje de Cataluña tras el 21-D. "¿Cómo no vamos a hablar de Cataluña con lo que está ocurriendo? ¿A alguien se le ocurre que no pueda salir este tema en algún momento del debate con las repercusiones que tiene en toda España?", se preguntó el portavoz.

Desde el PP se buscará que en el debate se hable de la "Andalucía real" después de un año perdido en el que "la señora Díaz se tiró seis meses para intentar irse a Madrid y otros seis meses para acoplar su situación con una vuelta forzosa". Así se pronunció la portavoz popular, Carmen Crespo, en declaraciones a los periodistas, a los que aseguró que el presidente del PP-A, Juanma Moreno, planteará la "Andalucía real y sus problemas" del último año, en el que "han salido plataformas sanitarias a la calle, llenas de profesionales sanitarios hartos de la situación" y de "esa fusión hospitalaria que hay en el entorno de la sanidad" con sus "grandes cargos" y el pago de "dos millones de euros" en "sobresueldos"; además las infraestructuras educativas que "nunca llegan".

Para Podemos, el principal riesgo es que la presidenta andaluza convierta su comparecencia en un debate sobre Cataluña "en su propio beneficio", tal y como ha ocurrido "en ocasiones anteriores", según el presidente del grupo parlamentario del partido morado, Jesús Romero. "El debate no puede ser un escaparate de Susana Díaz en el que plantee promesas que nunca se cumplen, compromisos que adquiere y nunca se llevan a cabo, como hace habitualmente", criticó Romero.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, espera que se "hable de Andalucía, con datos y cifras, más que de otras cuestiones como Cataluña". No obstante, manifestó su temor a que "habrá más confrontación que argumentos encima de la mesa", lo cual aseguró que no le gusta. "Hace falta hablar de por qué la Sanidad tiene problemas, con el mayor presupuesto de la historia y el mayor número de empleados; o del pacto andaluz por la educación", incidió.

Por su parte, el líder de IULV-CA, Antonio Maíllo, acusó al Gobierno andaluz de "devaluar" este debate al convertirlo en "un acto que después no tiene correspondencia con la realidad". "Tuvimos hace un año un debate en el que anunciaba sobre los anuncios de lo que había anunciado el año anterior, pero ahora no tiene escapatoria porque es el tercer año de legislatura y tiene que rendir cuentas de lo que no ha hecho", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios